eldiario.es

Menú

Los municipios turísticos adaptan sus servicios sanitarios al cambio de estación

EN INVIERNO HAY VISITANTES DE LA TERCERA EDAD Y HAY MÁS PATOLOGÍAS CARDIACAS Y CAÍDAS

- PUBLICIDAD -

Tan cerca y sin embargo, saludablemente tan diferentes. Los municipio de San Bartolomé de Tirajana o Mogán, motores turísticos de la isla de Gran Canaria, soportan con los cambios de estaciones, un vuelco también en el perfil de su población. Con la llegada del invierno los turistas provienen de Noruega, Suecia, Finlandia o Alemania, la edad media roza la tercera edad y por ello los servicios sanitarios aumentan considerablemente en la zona.

Con el calor europeo los municipios sureños vuelven a cambiar, el grueso de la población llega de Inglaterra o Irlanda y la edad media no sobrepasa los 40 años. Todos estos indicativos, unido a los escaparates de ropa, son el fiel testimonio de que llega una nueva estación al calendario. Para José Luís Hernández Valerón, gerente de la compañía Ambulancias Sur Canarias, estas alteraciones poblacionales repercuten en los servicios sanitarios de forma sustancial.

"En invierno, realizamos más servicios relacionados con patologías cardiacas, caídas o fracturas de huesos. En verano prioriza la juventud, por lo que los huesos resisten más, aunque no así la cabeza, las locuras con el alcohol se traducen en accidentes de tráfico y comas etílicos que engrosan los informes", explicó Hernández.

Precisamente con la cercanía del frío, la compañía presentó este sábado un nuevo vehículo sanitario preparado para intervenciones rápidas, un todoterreno que prácticamente es como una ambulancia de Soporte Vital Avanzado o medicalizada, salvo por la camilla, que no dispone de ella. Aunque Hernández aseguró que "esta diferencia no es relevante, se equilibra con la posibilidad de acercarse a los pacientes en las playas y en los barrancos sin problemas".

El día 1 de noviembre comenzará la andadura junto a su conductor y al médico que gestionará todas las curas in situ. En este caso, y atendiendo a las peculiaridades de la población turística, "el doctor debe saber mínimo inglés y si se acompaña de alemán mejor", puntualizó el gerente. Otra medida en este sentido, para acercarse al paciente que puede no entender el idioma, es la presentación de formularios traducidos en seis lenguas, inglés, alemán, noruego, sueco, danés y finés.

Hernández detalló que su empresa de transportes sanitarios, inaugurada en el 2001, lleva atendidos 25.000 servicios desde entonces, de los que en un 70% se trata de pacientes turistas. En total dispone de 21 ambulancias, de las cuales nueve trabajan en Tenerife, en la zona del Puerto de la Cruz y de Santa Cruz de Tenerife. El resto realiza sus servicios en la zona sur de Gran Canaria.

"Los 70 trabajadores de la plantilla acercamos la salud a quienes lo necesitan en la propia vía pública. Muchos turistas que desconocen Canarias, creen que al estar cerca de África, nuestra atención es casi tercermundista, pero día a día demostramos que no es así", concluyó José Luis Hernández.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha