eldiario.es

Menú

Una pareja sortea un ordenador para evitar un desahucio

PRETENDEN VENDER 30.000 BOLETOS PARA SALDAR LA DEUDA

Carlos y Nazareth, jóvenes informáticos en paro y residentes en Santa Lucía, no se resignan a perder su vivienda y hacen un llamamiento a la solidaridad.

- PUBLICIDAD -

Hoy por mí, mañana por tí. Es el llamamiento a la solidaridad de dos jóvenes informáticos en paro sobre los que se cierne la sombra de un desahucio. Carlos y Nazareth no se resignan a perder la vivienda que adquirieron hace más de ocho años en el municipio grancanario de Santa Lucía de Tirajana y, por ello, han tirado de ingenio para conseguir los cerca de 150.000 euros que requieren para cancelar la hipoteca que firmaron con Banesto, entidad que les ha negado la dación en pago.

Nazareth y Carlos.

Nazareth y Carlos.

La pareja ha organizado un sorteo de un ordenador iMac de 27 pulgadas, novedad en el mercado y valorado en 2.500 euros, para recaudar el dinero. Pretenden vender 30.000 boletos a un precio de 5 euros en un plazo máximo de nueve meses, hasta el sorteo de la ONCE del 1 de marzo de 2013. ''Ayer tocamos 140 puertas en los edificios de la Avenida Marítima y solo conseguimos vender uno a una estudiante gallega", señala Carlos. ''El premio es lo de menos, lo importante es que la gente nos ayude", tercia Nazareth.

Los jóvenes residentes en Gran Canaria contrataron una hipoteca a 30 años en 2004, cuando ambos tenían asegurada cierta estabilidad en sus empleos. La cuota ascendía en aquellos momentos a 570 euros mensuales, que se convirtieron en cerca de 800 con las constantes subidas del Euribor, el tipo de interés de referencia para los préstamos hipotecarios. Fue entonces cuando empezaron a aparecer los problemas y los retrasos en el pago. Con el estallido de la crisis, la cuota bajó hasta los 530 euros, pero la situación se complicó. Nazareth perdió su trabajo y las nóminas de Carlos llegaban con cierta demora, lo que provocó un incremento en los intereses. En octubre de 2009, el técnico informático también se quedó sin empleo. Intentaron salir a flote como autónomos diseñando páginas web, pero la demanda ha ido reduciéndose progresivamente. "Ya no vendemos ni una página, la última fue hace un mes y medio", señala Carlos.

La deuda actual comenzó a acumularse desde mayo de 2011 y aumenta, solo en intereses, 30 euros cada día. La pareja, que recibe una ayuda de unos 400 euros al mes, denuncia que el banco se ha mostrado inflexible ante todas las propuestas que le han ofrecido y que "no ha querido negociar nada". A pesar de que no han obtenido el respaldo que esperaban por parte de la ciudadanía, la pareja, que ha habilitado una página web para explicar su situación y las bases de este sorteo, aún mantiene la esperanza. ''Esto es lo que nos da fuerzas", proclaman con una sonrisa en el rostro cuando dos clientes de un bar se les acercan para comprarle un ticket.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha