Opinión y blogs

eldiario.es

Top Secret

Un marcaje para Torres

¿NO QUERÍAN SUBORDINADOS? PUES DOS TAZAS

Vuelven a bajar revueltas las aguas en las que la UD Las Palmas se encamina sin flotadores al marisco. Los malos resultados deportivos han vuelto a encender las alarmas, parcialmente apagadas porque parecía que podía haber fútbol en medio de tanto

- PUBLICIDAD -

Vuelven a bajar revueltas las aguas en las que la UD Las Palmas se encamina sin flotadores al marisco. Los malos resultados deportivos han vuelto a encender las alarmas, parcialmente apagadas porque parecía que podía haber fútbol en medio de tanto dislate. Pero no, que donde hay una crisis de tamañas proporciones no puede haber calma hasta que no se resuelvan los problemas de fondo, parece evidente. Este domingo la rumorología se disparó hasta límites extraordinarios, sobre todo al conocer dos cosas: a) que Manolo Torres había vuelto a aparecer por Barranco Seco, donde en día tan santificado entrenó el equipo, y b) que la UD Las Palmas se ha hecho con los servicios de un joven abogado que va a ocupar la cartera de coordinador general. Es decir, que al director de fútbol, a sus homólogos y a sus subordinados, sean éstos quienes sean, les han puesto un capo cañonero que será el número dos de la sociedad. Antonio Marrero de Armas es un abogado especialista en asesorar a empresas y no lo nombran director general porque el cargo en sí mismo encierre concomitancias que todos quieren ahorrarse. A ese puesto en el escalafón, cuestión que tanto preocupa a muchos en la casa de la catarsis, hay que unir el contrastado hecho de que fue Marrero quien tuvo que negociar con Manolo Torres su marcha de una importante empresa turística del sur grancanario, donde el inspector prestó sus servicios como jefe de seguridad sin la plena satisfacción del cliente, por decirlo de algún modo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha