Opinión y blogs

eldiario.es

Se superan cada día

PEPA, PEPE Y EL OTRO PEPE, DE MAL EN PEOR

Lejos de echar la retranca y meter la marcha atrás, no vaya a ser que les caiga encima una dama muy gorda y pesada que se llama prevaricación, los integrantes del trío del istmo huyeron hacia adelante, en plan porfía. Pepa, alarmadísima, mostró

- PUBLICIDAD -

Lejos de echar la retranca y meter la marcha atrás, no vaya a ser que les caiga encima una dama muy gorda y pesada que se llama prevaricación, los integrantes del trío del istmo huyeron hacia adelante, en plan porfía. Pepa, alarmadísima, mostró su extrañeza y su quejido por que se puedan publicar en los medios de comunicación (o sea, éste) las actas de reuniones de la Unión Europea. No hay derecho, la verdad, o sea, que ella se constituya allí, largue lo que largó, y se entere hasta la portera de su edificio. Una fatalidad. Le siguió Soria, que en una de sus pocas intervenciones lanzó su soflama nacionalista hacia la metrópolis: otro atropello más de Fomento, que quiere hundirnos. Angelito. Fue entonces cuando el monaguillo Arnáiz tocó la campanilla para que todo el mundo adoptara posición genuflexa ante su Excelencia, pero apenas le hicieron caso. Soria está gafado y ya no le salen ni los consejos de la Autoridad Portuaria.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha