eldiario.es

Menú

Mamotreto, parte IV

- PUBLICIDAD -
El edificio sin terminar conocido como mamotreto, en la playa de Las Teresitas

El edificio sin terminar conocido como mamotreto, en la playa de Las Teresitas

La Plataforma por el Derribo del Mamotreto y contra la Corrupción ha presentado una denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción por un supuesto delito de malversación de caudales públicos por parte del Ayuntamiento de Santa Cruz. Una de las razones que lleva al colectivo a presentar esta denuncia es que han pasado tres años desde que se dictara sentencia firme de la pieza separada del caso Las Teresitas que afecta a ese edificio inacabado de aparcamientos, que ahí sigue intacto.

Cuando ya habían pasado casi dos años de la sentencia del caso mamotreto, Bermúdez ordenó de forma “tajante” que se pusieran en marcha todas las medidas para que se produjera el derrumbe. Lo hizo después de sufrir tirones de oreja antes de las elecciones. A mí esta parte de la película me hizo mucha gracia. Imaginen a su alcalde en rueda de prensa electoral diciendo que va a cumplir algo que debía haber hecho desde hacía dos años. Fue la escenificación perfecta de cómo los políticos son capaces de prometer y cambiar sus decisiones cuando hay elecciones. Punto y minipunto para Bermúdez. Coalición Canaria superó el reto electoral, seguía pasando el tiempo y el edificio ahí intacto. El Ayuntamiento dio un poco de esperanza a los vecinos de Santa Cruz cuando decidió licitar el derrumbe.

El plan de Garcinuño

Aunque la herida no había cicatrizado, el asunto volvió a quedar relegado a un segundo plano hasta que se empezó a hablar del Plan Especial de Las Teresitas. En esta cuestión, se merece que pase por La guillotina el actual concejal de Urbanismo de Santa Cruz, Carlos Garcinuño (PP), porque ha puesto todo su empeño en hacer sangre en la herida. Primero, pidiendo el cierre de los quioscos y tomando copas en ellos en las noches de verano; luego, solicitando informes que cuestan una pasta para demostrar no sé sabe muy bien qué, y más tarde, con el Plan Especial de Las Teresitas.

Aquí salen los listillos de turno a decir: “Para qué se va a derribar algo para construirlo de nuevo”. La respuesta es muy sencilla: “Porque es ilegal”

Este plan contempla aspectos que ya se habían tocado en la época dorada, como el hecho de que se iba a construir un hotel o la posibilidad de crear un nuevo mamotreto. Aquí salen los listillos de turno a decir: “Para qué se va a derribar algo para construirlo de nuevo”. La respuesta es muy sencilla: “Porque es ilegal”.

En medio está la cuestión de la titularidad de los terrenos del frente de la playa, y ya saben de lo que hablo… La famosa sentencia del Tribunal Supremo que anula la compraventa del frente de la playa, por lo que no queda claro si los dueños actuales de la parcela hotelera son Plasencia and company o el propio Ayuntamiento. Y aquí es donde dice la Plataforma que está la trampa del Plan Especial de la playa más conflictiva de todos los tiempos.

Entre el lío con la Ciudad de la Justicia y el Plan Especial parece que se avecinan tiempos difíciles para el concejal de Urbanismo en el Ayuntamiento de Santa Cruz. Como ya no puede ir a tomar copas al Caracol , en la playa de Las Teresitas, he pensado que quizá le pueda interesar saber cuál es el sitio de moda en Santa Cruz, y le voy a recomendar El Ático.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha