Opinión y blogs

eldiario.es

La gestora

- PUBLICIDAD -

La dimisión de José Miguel Pérez dejó por el camino muchas dudas. Las preguntas de por qué se marcha ahora si hacía dos años que se quería ir o qué camino tomará el Partido Socialista en Canarias asaltaron mi mente como la de cualquier ciudadano.

Ahora que la Gestora ya tiene líder, el alcalde de Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga, junto a la subcomandante Patricia Hernández, llega la hora de la reflexión. Entre tanta discordia por la ruptura o separación de la pareja del año, Clavijo y Hernández, y el conflictivo reparto de los fondos del IGTE, se hace más tensa una posible reconciliación y no puedo evitar pensar en la mano que mece la cuna, Patricia Hernández. Como buena fan de la Maldita hemeroteca, me viene a la mente esa época en la que la socialista competía con la mismísima Beatriz Talegón para ver quién era más rojera. Sí, la actual vicepresidenta del Gobierno de Canarias fue uno de los azotes del paulinato. Quién lo diría con lo suaves que son ahora con Coalición Canaria. Pero ahí estaba ella diciendo eso de “CC y el PP son lo mismo”, frase que quedará para la posteridad guardada en la retina de los canarios.

Muchos afirman que ya se ha roto el pacto y que, después de Granadilla, no hay nada más de que hablar, pero lo cierto es que hay personas dentro del PSOE que no se quieren ir. No sé si será por eso que dice el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, de los sueldos y las sillas, pero la evidencia está ahí. Y mira que se lo han puesto complicado los díscolos con argumentos tan contundentes como la futura Ley del Suelo o la falta de crítica del PSOE en el caso Las Teresitas, bandera del PSOE durante el paulinato. Aunque yo creo que esto último se debe a que en el “pelotazo de libro” de la playa de Las Teresitas los socialistas tampoco están para dar lecciones y cuanto menos hablemos del tema, mejor.

Muchos afirman que ya se ha roto el pacto y que, después de Granadilla, no hay nada más de que hablar, pero lo cierto es que hay personas dentro del PSOE que no se quieren ir

Nos encontramos ante un tira y afloja en el que se rompe el pacto un día pero al siguiente se reconcilian. Patricia Hernández lo perdona todo, no como en su época rojera. En este juego de cromos lo que menos importa es cortar la cabeza a los de abajo, sino que lo realmente importante es que la cúspide se mantenga. Un ejemplo: ¿alguien se acuerda de qué estaban haciendo Fernando Clavijo y Patricia Hernández mientras se desataba el caos en Granadilla?

Díscolos

Lo que pasa es que pesa más el juego de las sillas que el romanticismo del puño en alto y la rosa roja. Las discrepancias entre ellos son mínimas, y cuando están en la oposición sacan la bandera de la corrupción y dicen que el contrario debe arder en el infierno; en cambio, cuando están en el poder, acatan. Por eso, por muchas discrepancias que existan entre CC y PSOE, siempre llegarán a un acuerdo. Los intereses que los mueven son los mismos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha