eldiario.es

Los contratos "a dedo" de un alcalde socialista

El regidor de Guía de Isora (sur de Tenerife), Pedro Martín Domínguez, también mano derecha del presidente de la gestora de los socialistas canarios, es el eje central de una demanda por despido nulo

El trabajador expulsado grabó una conversación en la que el alcalde dice hasta en tres ocasiones que lo contrató “directamente”

Pedro Martín ha declinado hacer comentarios hasta que la demanda tenga su sentencia

- PUBLICIDAD -
El alcalde de Guía de Isora, Pedro Martín.

Pedro Martín, alcalde socialista de Guía de Isora

Pedro Martín Domínguez, alcalde socialista desde hace 21 años de uno de los municipios más turísticos de Canarias, Guía de Isora (en el sur de Tenerife), además de uno de los pesos pesados de José Miguel Rodríguez Fraga (actual presidente de la comisión gestora de los socialistas en Canarias), se enfrenta a una causa judicial que puede traerle algún quebradero de cabeza debido al despido de un trabajador del Auditorio Municipal. El afectado, en una demanda presentada ante los juzgados de lo Social, afirma que perdió su empleo tras recibir las amenazas del regidor local y pese a que éste admite en una conversación grabada que lo contrató a dedo.

Martín Domínguez, uno de los cinco que desde el 1 de diciembre pasado (dos días después de que Rodríguez Fraga fuera nombrado presidente de la gestora del PSOE regional) forma parte de la Asociación de Municipios Turísticos de Canarias, junto al mismo Fraga, alcalde de Adeje, y los de Arona, San Bartolomé de Tirajana y Mogán (estos dos en Gran Canaria), es el punto central de la demanda que ha presentado el extrabajador municipal Andrés Brito Évora contra el Ayuntamiento isorano por lo que considera un despido nulo.

En la demanda, que se verá en el Juzgado de lo Social número 4 de Santa Cruz de Tenerife el próximo mes de febrero, el trabajador demandante alega que su despido se debió a que había efectuado otras dos demandas previas: una, en reconocimiento de clasificación profesional (que viene desde 2012), y otra, en reclamación del plus de disponibilidad horaria. Estas dos ya han sido falladas a su favor.

Brito Évora, que es técnico informático, trabajó en el Auditorio Municipal de Guía de Isora desde el 10 de mayo de 2006 hasta el 2 de octubre de 2015, fecha en que fue despedido. En 2012, sostiene el demandante, el alcalde lo increpó por esas demandas. Su puesto era el de técnico auxiliar en el Auditorio Municipal, lo que implicaba realizar labores desde iluminación hasta instalaciones técnicas.

“Mis reclamaciones no solo fueron recibidas con un rechazo frontal por parte del señor alcalde del municipio, don Pedro Martín Domínguez, sino que él mismo, en una conversación que consta grabada, llegó a presionarme para que las retirara, so pena de perder el empleo, recriminándome haber acudido a los tribunales para reclamar mis derechos y vejándome gravemente. Llegó a afirmar que debía estar agradecido por haber entrado a dedo, por lo que interpuse la correspondiente denuncia, sobre la que no se entró a fondo por entender el correspondiente juzgado de Instrucción que se trataba de una falta que había prescrito”, se afirma en la misma demanda.

“Desde entonces, fueron múltiples las presiones y humillaciones que he soportado en mi puesto de trabajo de técnico auxiliar en el Auditorio Municipal, que se ha vaciado deliberadamente de funciones de forma progresiva”.

Conversación que interesa a la Fiscalía

En la conversación, grabada el 14 de diciembre de 2012 por Brito Évora al finalizar la inauguración del Centro Cultural de Tejina, en Guía de Isora, y a la que ha tenido acceso Tenerife Ahora, el alcalde Pedro Martín Domínguez reprocha a Ángel Brito el porqué de la presentación de la demanda por clasificación profesional.

El fiscal Rafael Ruiz Ibáñez, personado como acusación pública en la demanda por despido nulo planteada por ese extrabajador municipal, ha solicitado que la grabación sea peritada por la Policía Judicial, motivo por el que la vista oral ha sido aplazada en dos ocasiones. La vista está prevista para febrero próximo.

Uno de los extractos de la conversación en la que el alcalde isorano habla es el siguiente: “Yo, desde luego... ¿A ti te parece razonable? Te damos una oportunidad en este Ayuntamiento... Reconocimiento con unas cantidades... Que me he quedado asombrado. Me he quedado realmente asombrado. Apuestas por una persona, directamente la metes en el Ayuntamiento, le das una oportunidad... Le das un horario, flexible, que lo organices a tu aire, ¿y me haces esto? ¿Con la que está cayendo? Yo, desde luego...”

En la misma grabación, de cuatro minutos de duración, Pedro Martín dice al despedido que “se te respetan tus días libres”; que “con la ley de empleo y el PP se puede poner en la calle al que quieras, simplemente con decir que la situación económica es mala...” Hasta en tres ocasiones repite que el demandante entró a trabajar en el Ayuntamiento “directamente, a dedo”.

Esta grabación ya formó parte del juicio de faltas 3734/2014, que celebró el Juzgado de Instrucción número 2 de Arona el 26 de junio de 2014 y que falló que la posible falta de amenazas había prescrito.

Fuentes jurídicas consideran que no cabría, por tanto, una denuncia por la posible prevaricación que habría cometido Martín Domínguez por la contratación a dedo de un trabajador.

Pedro Martín prefiere no hablar

Este periódico ha intentado obtener la versión del alcalde sobre esta grabación. En un comunicado del gabinete de prensa del Ayuntamiento, se indica que “este trabajador ya ha denunciado al Ayuntamiento en anteriores ocasiones y ha perdido tres juicios, entre ellos, uno contra el alcalde, Pedro Martín, utilizando unas grabaciones con las que no logró implicar ni demostrar la culpa del mandatario".

Respecto al actual proceso judicial abierto contra el Ayuntamiento y contra la Concejalía de Cultura por haber decidido prescindir de sus servicios, la corporación prefiere esperar a la resolución de este para hacer declaraciones al respecto”.

El alcalde socialista ya fue denunciado ante la Justicia en otra causa diferente por la Asociación Sindical Independiente de Policías de las Administraciones Locales de Canarias, por supuesta prevaricación, malversación de caudales públicos y delito contra los trabajadores y contra la libertad sindical, pero la causa fue sobreseída por falta de pruebas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha