El riesgo de derrumbe parcial del volcán de La Palma obliga a desalojar a 160 personas

La evacuación de 160 personas de tres barrios en La Palma este viernes se ha producido ante el riesgo de que se produza un derrumbamiento parcial o total del cono volcánico. Según la portavoz del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca) y directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias, María José Blanco, esto generaría flujos de alta velocidad que podrían expandirse lateralmente, llegando a zonas que no estaban previamente evacuadas. Ante esta situación, el comité científico del Pevolca decidió evacuar las zonas que el comité científico estimó que podían verse afectadas: la parte de Tacande de Arriba no evacuada, Tacande de Abajo y Tajuya.

DIRECTO | Siga la última hora de la erupción del nuevo volcán en La Palma

Saber más

La mayoría se ha alojado en casas de familiares y amigos, doce han sido trasladadas a un hotel en Fuencaliente y diez personas con diversidad funcional fueron evacuadas al acuartelamiento El Fuerte (Breña Baja).

La causa de este posible escenario se dio en torno a las 13.00 horas, cuando se registró un aumento en la señal sísmica a unos niveles que no se alcanzaron si quiera en la noche del 21 al 22 de septiembre, cuando se produjo la rotura del cono principal de la erupción de Cumbre Vieja. Al surgir unos procesos más violentos que los detectados en los últimos días, se decidió en un principio el confinamiento de poblaciones en zonas cercanas al volcán. "Era una solución consistente en estar dentro de las viviendas, con las ventanas cerradas y las puertas cerradas y protegidas ante las posibles roturas de los cristales", aclara Blanco.

Pero cuando se tomó esta decisión, se constató que habían aparecido dos nuevas bocas en la falda del volcán que emitía lavas "de gran velocidad y fluidez", ha señalado Blanco. Ante la posibilidad de que marcaran una apertura de una fractura que uniera los dos centros de emisión y desestabilizase un sector del cono principal, se decidió el desalojo.

La directora del IGN en Canarias ha ilustrado que por ahora el volcán tiene dos sistema de emisión, que están separados entre sí en una distancia pequeña y que emiten una lava muy similar, muy fluidas y encima de las coladas ya emitidas con anterioridad. Estos centros de emisión liberan presión siempre que no produzcan ninguna fisura que desestabilice el sistema, que pueden emitir ondas como las producidas este viernes.

"Los peligros a los que se enfrentaría la población si se produjera un derrumbe del cono volcánico, serían las coladas de lava de alta temperatura y contenido de gases, poco viscosas y pueden saltar obstáculos topográficos"; también los fragmentos balísticos tendrían mayor alcance y se produciría una densa caída de cenizas. Pero de todos estos escenarios, el peor sería el derrumbe del cono volcánico.

El director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Moncuerde, detalla que se consideró adecuada la orden de confinamiento porque se había detectado un aumento de la intensidad del volcán que se refleja con un incremento en la proyección de piroclastos con un tamaño mayor al habitual que pueden provocar daños. "Es una solución de emergencia y protección civil interesante para casos como este", añadió. Pero justo cuando se emitió la orden para Tacande de Arriba, Tacande de Abajo y Tajuya, se registró una enorme subida en la intensidad del volcán" y "lo más lógico" fue decidir la evacuación.

Se decidió que 160 personas aproximadamente estén fuera de sus casas para seguir monitorizando os movimiento del volcán que están trabajando en contra de la seguridad de la ciudadanía. Probablemente dentro de 24 horas podremos tener un seguimiento claro y sabremos si este pico que hemos alcanzado sobre las 15.20 horas se ha vuelto ha alcanzar a lo largo de la noche, pero sin que las personas de los barrios desalojados tengan que sufrir las consecuencias de esta brusca súbida de la intensidad del volcán", ha especificado Moncuerde.

El director técnico del Pevolca ha remarcado que la erupción es un fenómeno dinámico y es necesaria la adaptación, teniendo como principal objetivo la seguridad de las personas. Por ello, recomienda estar pendiente de las actualizaciones del Pevolca.

La evacuación de 160 personas de tres barrios en La Palma este viernes se ha producido ante el riesgo de que se produza un derrumbamiento parcial o total del cono volcánico. Según la portavoz del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca) y directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias, María José Blanco, esto generaría flujos de alta velocidad que podrían expandirse lateralmente, llegando a zonas que no estaban previamente evacuadas. Ante esta situación, el comité científico del Pevolca decidió evacuar las zonas que el comité científico estimó que podían verse afectadas: la parte de Tacande de Arriba no evacuada, Tacande de Abajo y Tajuya.

DIRECTO | Siga la última hora de la erupción del nuevo volcán en La Palma

Saber más

La mayoría se ha alojado en casas de familiares y amigos, doce han sido trasladadas a un hotel en Fuencaliente y diez personas con diversidad funcional fueron evacuadas al acuartelamiento El Fuerte (Breña Baja).

La causa de este posible escenario se dio en torno a las 13.00 horas, cuando se registró un aumento en la señal sísmica a unos niveles que no se alcanzaron si quiera en la noche del 21 al 22 de septiembre, cuando se produjo la rotura del cono principal de la erupción de Cumbre Vieja. Al surgir unos procesos más violentos que los detectados en los últimos días, se decidió en un principio el confinamiento de poblaciones en zonas cercanas al volcán. "Era una solución consistente en estar dentro de las viviendas, con las ventanas cerradas y las puertas cerradas y protegidas ante las posibles roturas de los cristales", aclara Blanco.

Pero cuando se tomó esta decisión, se constató que habían aparecido dos nuevas bocas en la falda del volcán que emitía lavas "de gran velocidad y fluidez", ha señalado Blanco. Ante la posibilidad de que marcaran una apertura de una fractura que uniera los dos centros de emisión y desestabilizase un sector del cono principal, se decidió el desalojo.

La directora del IGN en Canarias ha ilustrado que por ahora el volcán tiene dos sistema de emisión, que están separados entre sí en una distancia pequeña y que emiten una lava muy similar, muy fluidas y encima de las coladas ya emitidas con anterioridad. Estos centros de emisión liberan presión siempre que no produzcan ninguna fisura que desestabilice el sistema, que pueden emitir ondas como las producidas este viernes.

"Los peligros a los que se enfrentaría la población si se produjera un derrumbe del cono volcánico, serían las coladas de lava de alta temperatura y contenido de gases, poco viscosas y pueden saltar obstáculos topográficos"; también los fragmentos balísticos tendrían mayor alcance y se produciría una densa caída de cenizas. Pero de todos estos escenarios, el peor sería el derrumbe del cono volcánico.

El director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Moncuerde, detalla que se consideró adecuada la orden de confinamiento porque se había detectado un aumento de la intensidad del volcán que se refleja con un incremento en la proyección de piroclastos con un tamaño mayor al habitual que pueden provocar daños. "Es una solución de emergencia y protección civil interesante para casos como este", añadió. Pero justo cuando se emitió la orden para Tacande de Arriba, Tacande de Abajo y Tajuya, se registró una enorme subida en la intensidad del volcán" y "lo más lógico" fue decidir la evacuación.

Se decidió que 160 personas aproximadamente estén fuera de sus casas para seguir monitorizando os movimiento del volcán que están trabajando en contra de la seguridad de la ciudadanía. Probablemente dentro de 24 horas podremos tener un seguimiento claro y sabremos si este pico que hemos alcanzado sobre las 15.20 horas se ha vuelto ha alcanzar a lo largo de la noche, pero sin que las personas de los barrios desalojados tengan que sufrir las consecuencias de esta brusca súbida de la intensidad del volcán", ha especificado Moncuerde.

El director técnico del Pevolca ha remarcado que la erupción es un fenómeno dinámico y es necesaria la adaptación, teniendo como principal objetivo la seguridad de las personas. Por ello, recomienda estar pendiente de las actualizaciones del Pevolca.

La evacuación de 160 personas de tres barrios en La Palma este viernes se ha producido ante el riesgo de que se produza un derrumbamiento parcial o total del cono volcánico. Según la portavoz del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca) y directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias, María José Blanco, esto generaría flujos de alta velocidad que podrían expandirse lateralmente, llegando a zonas que no estaban previamente evacuadas. Ante esta situación, el comité científico del Pevolca decidió evacuar las zonas que el comité científico estimó que podían verse afectadas: la parte de Tacande de Arriba no evacuada, Tacande de Abajo y Tajuya.

DIRECTO | Siga la última hora de la erupción del nuevo volcán en La Palma

Saber más

La mayoría se ha alojado en casas de familiares y amigos, doce han sido trasladadas a un hotel en Fuencaliente y diez personas con diversidad funcional fueron evacuadas al acuartelamiento El Fuerte (Breña Baja).

Apoya a Canarias Ahora

Necesitamos tu apoyo para poder seguir informándote. La crisis del coronavirus ha supuesto un duro golpe para todos los medios de comunicación, incluido este. Pretendemos evitar cualquier tipo de recorte que suponga una merma en la calidad de la información que nos demandas. Pero para eso, necesitamos tu respaldo.

Apoya a Canarias Ahora

Suscríbete a nuestro boletín para estar al día de lo que pasa

Etiquetas
24 de septiembre de 2021 - 21:40 h