eldiario.es

Menú

España es un Estado fallido

- PUBLICIDAD -

No sabe uno ya que decir, ni que escribir, de España y de una buena parte de los españoles. No todos, afortunadamente, pero cuando me dicen más de un españolito a cuenta de los escándalos del Partido Popular, y de los repartos de sobres con dinero negro, ilegal, a los dirigentes del partido del Gobierno, que "yo haría lo mismo, cogería mi dinerito si me lo da el tal Bárcenas", la cosa está podrida por todos lados y esto puede terminar muy mal.

De momento España es un Estado fallido, y presuntamente la Monarquía de J.C, Borbón anda dando palos con el rabo y matando elefantes, el Gobierno de Mariano Rajoy, e incluso el partido de la oposición que todavía tiene el apellido de Obrero, están pringados hasta el corvejón. Una Monarquía que tiene a un yernísimo el tal Urdangarín, presunto delincuente, un gobierno que tienen a prácticamente toda la cúpula del Ejecutivo y del PP presuntamente delincuentes recibidores de dinero negro, ilegal, mientras el pueblo se debate en la angustia y en la desesperación, y hasta comercian con las enfermedades de los pobres privatizando la Sanidad pública como el caso del fascista de Juan José Güemes, el marido de la también fascista Andrea Fabra (¡que se jodan, dijo en el Congreso sobre los parados!), mientras el presidente sustituto de Esperanza Aguirre, Ignacio González, en la Comunidad de Madrid, emplea hasta su padre de 86 años como asesor del PP en el Senado cobrando 120.000 euros anuales, y tiene a toda su familia enchufada en diversas empresas públicas y semipúblicas incluida a su mujer, sus hermanos y hermanas, a sus cuñados con grandes sueldos, con todo este panorama llega Luis Bárcenas "el cabrón" (recogido el pseudónimo en el sumario Gúrtel), y después de robar presuntamente 22 millones de euros, que es lo que se sabe de momento, encima también se sabe ahora que viene repartiendo sobres de cinco mil, diez mil y quince mil euros a toda la cúpula del PP, incluido presuntamente al presunto criminal de guerra (invasión de Irak sin estar aprobada por la ONU) José María Aznar López. Manda trillos.

Como me dice un amigo de Madrid que esto de la mierda del PP (repito, mierda política del Partido Popular), acaba de empezar y el asunto/trasunto tiene para mucho rato (y no lo digo por Rodrigo Rato, que es un chico que echaron del Fondo Monetario Internacional y de Bankia después de ayudar presuntamente a quebrarla), y dos perras chicas, para que vean que trato de ser imparcial con lo de Estado fallido, se va confirmando todo el panorama tenebroso por la pasta que reciben los políticos del PP y del PSOE, incluso cuando se retiran de la vida pública. Por ejemplo, Felipe González que cobra como expresidente (62.000 euros), miembro del Consejo de Estado (58.000 euros), también tiene una "propina" de 126.000 euros anuales de Gas Natural, y esto en un psocialista no parece muy moral aunque pueda ser legal, que las leyes las hacen precisamente para ellos, mientras que José María Aznar, aparte de los emolumentos anuales igual que Felipe González como expresidente y miembro del Consejo de Estado, se embolsilla 200.000 euros de Endesa y 180.000 por ser asesor del Grupo de Rupert Murdoch en "News Corporation". Aznar y su señora esposa han tenido que crear una empresa denominada "Famaztella" para poder "justificar" los millones que ingresan todos los años y declarar algo a Hacienda, aunque se supone presuntamente que no todo. Y el pueblo pasando hambre en muchos estamentos sociales.

Los políticos están minando la confianza de la gente de a pie en la política a pasos agigantados. Por supuesto, más el Partido Popular que el PSOE, pero como me decía un amigo ayer en Las Canteras, al paso que vamos, una legislatura podían unirse los dos y llamarse Partido Socialista Popular, y en la siguiente Partido Popular Socialista, aunque en el primer caso sería un insulto a la memoria de Tierno Galván. Lo cierto es que entre los sumarios de los casos Malaya, Gürtel, Campeón, Palau, Pokemón, Pallerols, Mercurio, hay un reguero de mierda impresionante. Que todavía el expresidente de Baleares, Jaume Matas, y el expresidente de Valencia, Francisco Camps, estén paseándose por las calles de Palma y Valencia es presuntamente un insulto a la inteligencia. Lo de tanto presuntamente ya se imaginan, encima me pueden empurar por escribir la verdad.

Las últimas encuestas del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) lo dicen claramente, los ciudadanos están hasta los trillos de los políticos, que ahora parece que han cambiado el slogan aquel de los católicos "familia que reza unida permanece unida", por otro más terrenal "familia que roba unida permanece unida". A ver a donde vamos a llegar. De momento parece claro que presuntamente España es un estado fallido, desde la Monarquía juancarlista hasta los dos principales partidos del sistema.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha