eldiario.es

Menú

In galera, in galera...

- PUBLICIDAD -

Una multitud se concentró ante el Palazzo Shigi, descorchaban chianti y lo que cayera, la ocasión se lo merecía, y se desollaban las gargantas: in galera, in galera, in galera -a la cárcel, a la cárcel-. Era el do de pecho con el que el pueblo de Roma que despedía al Duce bufo para que no volviera. Tuvo que salir por la puerta de atras. Un edecán asustado, le ayudaba con la pesada bolsa de la que nunca se separaba: manicuras, emplastes, crecepelos, estimulantes para amagos de entrepierna, cosméticos de toda gama y propiedades...

Porca miseria, ni tan siquiera han esperado a que concurse en la elección de Miss Italia, se le oyó decir.

En la hora postrera un cable telegráfico le llegó de España, un carabinero de escolta se lo leyó con evidente mala gana:

TEXTO: Aguanda Silvio, por lo menos hasta el 21-N, piensa en nosotros.

REMITENTE: Tus amigos de España, que te quieren.

Porca miseria, repitió.

El Fiat no cogió esta vez rumbo de las mazmorras del Castel Sant Angelo, in galera aún no está, pero afirma un alguacil que en cuestión de días se le espera, o lo andarán buscando. Se dice que se quiere mudar, con pasaporte, para algunas de sus patrias grandes, a un "paraíso fiscal", no se sabe a cuál, pero para allá quiere ir.

Quienes adivinaron la huida por detrás, tuvieron tiempo de darle un consejo de su gusto: Vai a chicciase Cavallieri -a pellizcar nalgas Silvio-.

Se derrumbó ignominiosamente uno de los baluartes del "liberalismo". Hace poco más de tres años había obtenido más votos y Diputados que cualquier Primer Ministro de la historia de la República Italiana.

Los pueblos de Europa están dando buena cuenta de ellos. Sarkozy y Merkel, agonizan, pierden una elección parcial y la otra también; en Dinamarca e Islandia ya les jubilaron y mas de uno esta ya hospedado in galera. En Irlanda es imparable el ascenso de la izquierda; tiene significación histórica la extraordinaria resistencia del pueblo Griego. En Portugal las movilizaciones de masas les dan jaque hoy, y jaque mañana también...

En España, las cosas no son iguales, la interposición de partido socialista asumiendo la bandera del liberalismo creó una falsa asociación que ha afectado, en la conciencia de amplias capas del pueblo, al conjunto de la izquierda. De ello ha sacado buen provecho la derecha para cubrir su vergüenzas.

Pero en las calles aquí las cosas también están cambiando y de que manera. Y de las calles a la conciencia política, el trecho se ha hecho corto. El 20-N lo certificará.

Berlusconi desde in galera lo verá, con indiferencia, sin soltar una lagrimita. Ellos no saben de camaraderías sino de los oros del becerro.

Joaquin Sagaseta de Ilurdoz Paradas

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha