eldiario.es

Menú

Indocumentación

- PUBLICIDAD -

Dado que estoy "recusado" para opinar, echaré mano a Miguel Satrústegui, quien, como constitucionalista que es, imagino se lo habrá leído para calificar la recusación de "arbitraria" e "incoherente". Dice Satrústegui: "Esa ofensiva partidista ya era evidente desde hace tiempo en el Consejo General del Poder Judicial, con el consiguiente deterioro de ese órgano. Y ahora se ha extendido de forma dramática al Tribunal Constitucional, el máximo intérprete de la Constitución, al lograr el Partido Popular imponer la composición que ha de tener el Pleno de ese Alto Tribunal, a la hora de decidir sobre su recurso contra el nuevo Estatuto de Cataluña". Para Satrústegui el trabajo de Pérez Tremps es "una lista abrumadora de investigaciones y publicaciones, centrada [...] en las implicaciones constitucionales del proceso de integración europea". Por eso, la Generalitat le encargó un informe sobre tales implicaciones "cuando ni se había empezado a hablar de la reforma del Estatuto ni había ningún anteproyecto de la misma". Lo que no impidió a El Mundo y la COPE, qué casualidad, comenzar a calumniarlo. Toda una invitación al mundo académico para que no publique, no vaya a ser que acaben por echarle a la cara su trabajo. Satrústegui lo dice más finamente: es "un premio a la agrafía de los magistrados". Para el profesor Satrústegui, en fin, cualquiera que sea ahora su pronunciamiento, el Constitucional ya "no gozará de la autoridad necesaria para amortiguar la tensión política". Y pide a Pérez Tremps que continúe de magistrado. En lo que tiene razón porque, de dimitir, obligaría al Gobierno a sustituirlo pues la ley impide dejar el puesto vacante; mientras que, de continuar, quedarían en evidencia sólo las presiones partidistas del PP sobre el Constitucional ante la ausencia de otras en sentido contrario. El Gobierno, creo, debe optar entre preservar al Tribunal o dejarse arrastrar a la batalla partidista que quiere el PP. No contribuir al deterioro institucional que promueve la derechona es más importante que la suerte del Estatut y que la reacción de los catalanes. El lector que me recomienda que me documente alude al recurso de Enrique Múgica contra el Estatut por lo que pienso que no está él lo bastante documentado para distinguir entre un recurso jurídico motivado y los móviles partidistas del PP, que recusa en Cataluña lo que acepta en Valencia; por ejemplo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha