eldiario.es

Menú

Paulino se columpia

- PUBLICIDAD -

Por un lado, responsabilizándolo de la iniciativa; por el otro, animando a los psocialistas disconformes con su negativa a comer del mismo plato que Paulino para que lo echen de secretario general en el próximo Congreso del PSC. Paulino confía en que Aguilar no sea reelegido secretario general; está en la situación de esos equipos que dependen de los resultados ajenos para no descender de categoría. Alardea de entenderse allá con Zapatero y aquí con aquellos psocialistas con los que "se puede hablar".

Nada que reprocharle a Paulino que hace lo que puede. El problema de acertar o equivocarse es suyo y suyo será el partigazo que se pegue si se rompe la soga del columpio. Es pequeño su margen de maniobra pues si Aguilar se niega a darle hasta las buenas horas, es su socio pepero el instigador de la moción de censura contra una alcaldesa nacionalista.

Bien cierto es que González Arroyo es mucho y que la dirección regional popular lo apercibió inmediatamente de expulsión. Habrá que ver si lo hizo por guardar las formas con Paulino o si es firme la decisión de castigar a semejante pedazo de desobediente. Y no les digo si con el embullito se le ocurre ir a por el Cabildo majorero para darle a Soria dos tazas.

En cuanto a Aguilar, ya es evidente que bendijo la operación. Con tal de meter cuñas en el pacto CC-PP se ha embarcado en La Oliva en una aventura con el marqués como único beneficiario, pues acaba de regalarle el balón de oxígeno para que pueda volver a influir en el gobierno del municipio norteño majorero. Una operación que resta credibilidad al afán de limpieza política al que tanta lasca electoral le ha sacado. Si acepta a un personaje como González Arroyo es que está preparado para fundirse en un abrazo con Paulino. Para este viaje no se necesitaban tantas alforjas.

Total que al PP se la sigue jugando el marqués y pierde credibilidad PSC que difícilmente podrá explicar esta historia. Y tampoco gana Paulino con su política de columpiarse que él considera de lo más astuta. La cosa sigue igual que siempre, pero peor. Total, leche.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha