eldiario.es

Menú

A mis Pepitos

- PUBLICIDAD -

Me dice éste buen chicharrero que está "jartito" de tantas estupideces que sólo nos llevan proa al marisco, pues gastamos lo que no tenemos, y encima pagamos a unos políticos que nos cuentan chistes, desde sus cómodas poltronas gubernamentales, pues calientan más las asentaderas que las seseras, en ese "agotador" trabajo de conducir la nave del archipiélago a favor del oleaje, sin tener claro donde está el marisco.

Y no deja de llevar razón éste paisano nuestro. El escuchar las estupideces de don José, que dependiendo de que pie posa, a la hora de despertar, mezcla una parte de cemento por cinco de arena, pretendiendo levantar una insalvable muralla, entre dos provincias, a sabiendas que su "dique" no soportaría el más leve empujón. Son sólo ganas de incordiar, y de tener contenta a su feligresía ATICA, que, es quién le mantiene la "sopa boba" de la publicidad institucional.

Más cercano a nosotros, otro Pepito, nos deleita un día sí y otro también con sus peculiares boutades, jactándose, que como tiene dinero, se puede permitir el lujo de llevar ante los tribunales a todo aquel que se atreva a rechistarle o contradecir sus "magistrales" argumentos, tanto políticos como sociales. Cuanta razón tenía el Sr. Solchaga cuando decía: "Que lástima de hombre, si no fuese tan soberbio, podría ser una mente de provecho", pero claro, quién le iba a decir a éste gentleman machote que iba a ser el más macho del Ayuntamiento capitalino, y años después, estar a unos cuantos escalones por encima de sus "vasallos" en el máximo órgano representativo de nuestro peculiar sistema administrativo.

El Cabildo, que, como muchos compartimos, pensamos que es por historia y operatividad el Gobierno de las Islas que precisamos para poder emplear los dineros que gasta ese descomunal monstruo.

Llamado "Gobierno de Canarias".

Repasar, como han hecho los profesionales de CANARIAS AHORA el BOC y verificar las cantidades que oficialmente perciben nuestros "gobernantes" en las que no se incluyen, la partida extraparlamentaria de "prebendas" obsequios y alojamientos del que disfrutan nuestros, muy bien pagados presi, vice y demás "fauna" del Gobierno Autonómico; a pesar que otras patas del poder consideren que el capítulo de "prebendas" es algo consustancial con el cargo que se ostenta. Y que un viaje por aquí, una pesca por allá, una residencia "cedida" a bajo precio, a un amigo del alma; no son causa ni motivo para poner en tela de juicio el respeto que nuestros políticos tienen por el Derecho con mayúscula. Pues la letra "P" de nuestro alfabeto sirve para iniciar muchas palabras que dejo a elección de nuestros estimados lectores elegir las que más y mejor le vienen a determinados comportamientos.

Antonio Ortega Santana

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha