eldiario.es

Menú

Podemos en la segunda transición

Cuando analicé las últimas encuestas en Cataluña, vi que la candidatura de Unidad Popular denominada Barcelona en Común podía ganar la alcaldía de Barcelona

- PUBLICIDAD -

Cuando analicé las últimas encuestas en Cataluña, vi que la candidatura de Unidad Popular denominada Barcelona en Común podía ganar la alcaldía de Barcelona y prepararse con fuerza para las elecciones autonómicas de septiembre, me asaltó la idea que la irrupción de Podemos junto con Ada Colau, el integrarse Izquierda Unida/Los Verdes en esa lista electoral junto a otras fuerzas sociales, se estaban dando los presupuestos políticos necesarios para que el independentismo disminuyera en sus opciones, simplemente porque ahora mismo esas fuerzas son más partidarias de una República Federal de España en la que Cataluña se sienta cómoda. Hablé en los días previos a la votación municipal con mi amigo de la mili, Jordi Segura, y con otros de la pandilla de Calella de Mar, y todos llegamos a la conclusión que con la eclosión de Podemos Cataluña inmerso ahora en Barcelona en Común, la nacionalidad histórica puede permanecer en una España de izquierda y federal.

Hablé también con mi amigo Tomás Garmendia de Donostia, San Sebastián, compañero asimismo de las fatigas de la mili hace ya algunos años, y me dice que aunque en Euskadi, como en el caso de Cataluña, no ha habido elecciones autonómicas sino municipales, Bilbao y Donostia son una muestra de la influencia de Podemos, que se presentaba  como Bilbao en Común y Ganemos Donostia, y en ambas capitales sacaron dos concejales para empezar el aperitivo, porque hay que tener en cuenta que allí ambas ciudades son dominio de PNV y Bildu. Todo ha cambiado y España entera gira a la izquierda, en una nueva transición en donde aparte los resultados, los símbolos son importantes, y el ver a Pablo Iglesias jugar una pachanga futbolera con la camiseta de la República, esa estampa me ha dado una esperanza de cara a un futuro imprevisible, y no se me asusten mis buenos amigos republicanos de corazón, pero monárquicos en muchos casos por accidentalismo, y tal, que el asunto/trasunto no va a ser objetivo para el próximo lunes, que las cosas del palacio republicano tienen que ir despacio.

Contento con los resultados debo decirles que no esperaba que Podemos sacase los diputados que ha obtenido, quizá me está fallando el olfato político, pero a nivel del Parlamento de Canarias siete diputados me parece un ejército de la gente comandado por Noemi Santana Perera de una fuerza tremenda, y que entre otras cosas luchará en la oposición por mejorar las cosas en general para el pueblo canario, y además como epicentro de sus reivindicaciones estará el cambio de la ley electoral canaria, una de las más injustas del mundo mundial. Para no poder muchos ejemplos, basta decir que es una injusticia que Ciudadanos con cincuenta y pico mil votos se haya quedado fuera del parlamento.

He visto luchar y trabajar a los amigos de Podemos, comandados por Meri Pita, y un equipo en donde Noemi Santana y su grupo de candidatos al Parlamento, Javier Doreste y su gran equipo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, y Juan Manuel Brito y los cabildistas de su gente, y los compañeros de Tenerife y otras islas, han hecho posible un cambio sustancial de la política en Canarias y en Gran Canaria, porque con toda seguridad LPGC Puede va a estar junto con Nueva Canarias y el Partido Socialista en el gobierno municipal, con Augusto Hidalgo de alcalde, y en el Cabildo Insular de Gran Canaria Antonio Morales incorporará a Ángel Víctor Torres y su grupo socialista, y también estarán en el gobierno de la isla Juan Manuel Brito y su flamante equipo de Podemos. La segunda transición ha llegado y sí sabemos cómo ha venido, con un tremendo esfuerzo popular, de la gente, del pueblo, por echar de las instituciones al Partido Popular. Con respecto a estos pactos en Ayuntamiento y Cabildo Insular, no deben haber por parte de Podemos ni Nueva Canarias ningún recelo con el PSOE, porque puedo afirmar y afirmo que tanto Augusto Hidalgo como Ángel Víctor Torres son dos políticos honestos y con una excelente formación política y profesional. El giro a la izquierda ya se nota en el ambiente y en los cenáculos políticos y periodísticos. A ver si se acaban las corruptelas y las mamandurrias de una puñetera vez.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha