eldiario.es

Menú

Si Roldós fuera candidata

- PUBLICIDAD -

Pero a mí me hubiera gustado que Roldós fuera candidata a la presidencia del cabildo grancanaria, al fin y al cabo Bravo de Laguna también pronuncia la z. Imagínense la situación en un debate de candidatos al cabildo. Imaginen que Roldós se hubiera puesto a criticar a Coalición Canaria y en un ejercicio habitual de memoria débil le hubiera dicho "ustedes son unos malos gestores". Bañolas tendría la oportunidad de responder a la acusación nombrando sólo la gestión de Roldós en Sanidad con una amplia lista que pasaría por Lifeblood (casi 125 millones a una empresa sin experiencia ni solvencia conocidas), desvío de pacientes a clínicas privadas no concertadas con el gobierno (30 millones de euros), el intento de soborno reconocido en TVE-C por la doctora Palop, los asesoramientos del abogado Javier Artiles (campeón de Lifeblood y otro concurso), el pago de pluses de productividad (662.000 euros) insólitos en estos años y sin pasar por el consejo de gobierno.

La herencia que recibió Bañolas de Mercedes Roldós es un campo de minas que pueden estallar en cualquier momento. Ayer el periódico Público contaba que la Fiscalía Anticorrupción ya decidió enviar desde Madrid a Canarias a los fiscales Luis Rodríguez Sol y Juan Pavía. Según el rotativo madrileño el caso Lifeblood no lo investigará la fiscalía canaria porque se parte de una contaminación: el fiscal jefe de las Palmas es el marido de Lourdes Quesada, la secretaria general técnica de la consejería de Sanidad que tuvo un papel determinante en la adjudicación del concurso de hemodiálisis a Lifeblood. Mientras desde Madrid toman sus precauciones, en las islas Bañolas sigue obedeciendo las instrucciones del presidente Paulino Rivero: Guillermo Martinón y Lourdes Quesada deben seguir en puestos claves en la consejería de Sanidad por razones que los mortales no podemos saber.

En Coalición Canaria en Gran Canaria han pasado de la fiesta a las dudas por la entrada de Mari Mar Julios y Bañolas al gobierno canario. La pregunta es si será rentable para la candidatura de Bañolas al cabildo esa imagen de un consejero que no ejerce, que tiene las manos atadas, que ha pasado de defender al equipo heredado a poner cara de resignación cuando los periodistas le preguntan por la dimisión o cese de Martinón y Lourdes Quesada. El tiempo corre en contra de Fernando Bañolas y los fiscales corren detrás de su número tres en la consejería. Aquí estamos, para contarles cómo avanza la carrera.

Otros artículos en el blog Somos Nadie

Juan García Luján

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha