eldiario.es

Menú

Vender una mentira

- PUBLICIDAD -

Lo dice apoyándose en un guiño que, como de pasada y con la gentileza propia de invitada hacia el lugar de celebración, realizó una ingeniera agrónoma que intervenía en las Jornadas de oportunidades de innovación en el sector agrícola y ganadero ecológico celebradas en esta isla (16-18 noviembre).

La referencia de la doctora en ingeniería agrónoma y autora del libro Alimentación ecológica, calidad y salud, María Dolores Raigón, fue la siguiente, según la nota de prensa: "?los consumidores cada vez exigen más productos tanto agrícolas como ganaderos respetuosos con el medio ambiente, la vida animal y que den valor añadido y repercutan en la comunidad que los produce (consumo inteligente), que tengan valor social y puso como ejemplo El Hierro, una isla que apuesta por la producción ecológica como preservadora de los valores culturales y medioambientales de la isla ?" (¿Quéeee?)

Lo que no cuentan

Pero no se habla en la propaganda institucional -ni con seguridad se habló en las Jornadas en las que participó esta experta- de la verdadera realidad de la agricultura ecológica de la isla.

No se expuso que la mayoría de las fincas cedidas por el Cabildo a pequeños agricultores están abandonadas y sin cultivar.

No dijeron que los contratos agotaron su vigencia y que están sin renovar.

No informaron cómo en esas fincas públicas se practica la agricultura convencional contaminando el suelo y perjudicando a los demás.

No relataron las muchas bajas en el CRAE (Consejo Regulador de Agricultura Ecológica) en los últimos años, ni realizaron un repaso a lo que han hecho mal para que las fincas (sobretodo de plátano) que hace más de cinco años se cultivaban en ecológico hoy se exploten como agricultura integrada.

Tampoco hablan de las promesas que no cumplieron con los agricultores que con tanto esfuerzo apostaron por una forma mucho más costosa de practicar la agricultura. Del dinero que no les pagaron, de su esfuerzo inútil y de su desilusión.

No cuentan que, prácticamente, la única finca de plátano ecológico de la isla es propiedad del Cabildo, es decir de todos, y que somos todos los que costeamos los caros productos que en ella se aplican, porque para un particular es totalmente inviable.

La comercialización

No hablan de la mala comercialización del producto ecológico, de los kilos y kilos que se pierden por el camino, de las deudas de muchos agricultores en una economía subvencionada por todos los contribuyentes y que sin ese apoyo dejaría de existir. La fruta se pierde acumulada bajo la incompetencia, la desidia y el abandono.

Se resisten a informa de la irresponsabilidad que conllevan las pérdidas en empresas financiadas con dinero público que podrían destinarse a otras partidas tan urgentes como la mejora de la educación y de los centros educativos de la isla, por ejemplo.

No hablan de nada de todo esto. Nuestros dirigentes se han convertido en los maestros del disfraz. Organizan jornadas, lanzan cifras manipuladas y venden una irrealidad creíble sólo por los quienes no viven aquí y que repiten aquellos cuya supervivencia depende de puestos de trabajo directamente asignados por la administración.

Las otras jornadas

¿Por qué no organizan unas jornadas para hablar de la verdadera realidad de la agricultura ecológica de El Hierro? De sus problemas, de los errores cometidos de las acciones previstas (si se les ha ocurrido elaborarlas) para solucionar los defectos detectados?eso sí sería un trabajo útil, real y humano porque a veces los proyectos se ponen en funcionamiento con la más buena y genuina de las intenciones y por muchos factores, externos e internos, previstos e imprevistos, después simplemente: no funcionan.

Pero no, para estos dirigentes es preferible seguir ignorando la realidad, maquillándola o inventándola y vender una mentira que lo único que hace es empobrecer la percepción y la economía de la sociedad herreña.

No habrá nuevas oportunidades para sociedades adormecidas y no son capaces de aprender de los errores cometidos? pero ese es el único camino si queremos recuperar el sector primario en la isla y el hecho de vender mentiras tan sólo nos aleja de esa recuperación.

El intercambio sostenible

A El Hierro Digital no le contrataron la publicidad de esas jornadas, pero sí abunda la contratación en los de línea sumisa.

Hubiera sido desconcertante que los gobiernos que llevan tales prácticas a efecto se atrevieran a contribuir a financiar un periódico en el que se cuenta la verdadera realidad del sector sin disfraces ni antifaces. Pero ese es el precio que hay que pagar por escribir editoriales planteando ideas desde la honradez que la sociedad exige a la profesión periodística y no escribir sólo tras contar las monedas de oro, como hace aquel apóstol que aparece con una bolsa en los cuadros que escenifican la Última Cena. Créanme, les aseguro que para mí no tomar esa bolsa merece la pena.

*Directora del periódico digital www.elhierrodigital.es

Aurora Murciano*

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha