eldiario.es

Menú

129.715

- PUBLICIDAD -

En esta concreta ocasión, la mentada Delegación de Gobierno ha hilado tan fino en su recuento de manifestantes –empleando sofisticados medios aéreos y sistemas de cálculo- que se ha atrevido a cifrar el número definitivo de las gentes que acudieron a la manifa: 129.715. Ni uno más ni uno menos, oigan. Y presumiendo de tamaña exactitud lo único que han logrado es que el personal se tome el detalladísimo numerito a cachondeo, porque no hay modo tecnológico ni aviatorio de llegar a semejante y cuadrada conclusión aritmética. ¿O sí? Uno cree que, efectivamente, sí, pero dejémoslo para luego. El asunto es que, cada vez que se produce una de estas convocatorias, sea a los niveles que sean –en contra de un puerto, a favor de una ley de residencia, pongamos por caso-, ese cruce airado de cifras referidas a la participación parece inevitable. Los propios organizadores dan las suyas, la policía ofrece otras distintas (según el color de los ayuntamientos), que son de inmediato desmentidas por los gobiernos y así sucesivamente. No hay informaciones menos fiables que las referidas a este tipo de reivindicaciones callejeras. El lector, el televidente y el radioescucha, si son políticamente asépticos y no andan muy interesados en la cuestión, jamás saben a qué carta quedarse. Y eso es un desastre en cuanto a objetividad informativa. ¿Existe una solución para acabar con esto, como sugería algo más arriba?... Desde luego que sí. Como existen soluciones en el fútbol para determinar cuándo un balón ha traspasado la línea de gol o cuándo es fuera de fuego. Lo que pasa que en el fútbol y en las manifestaciones el morbo de la discusión posterior es lo que importa y otorga interés al resultado. Todo este follón podría evitarse, en efecto, colocando, al principio de cada manifestación y en los diversos accesos a la misma, unos tornos giratorios, como los que existen, precisamente a la puerta de los estadios y otros establecimientos, de esos que van contabilizando, en cada vuelta, las personas que pasan por ellos. Sólo con ese sencillo sistema se podría determinar si, en efecto, en Madrid o donde fuese, se habían reunido 129.715 ciudadanos para protestar contra la política terrorista de Zapatero. Un suponer. Facilito, ¿verdad?

José H. Chela

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha