eldiario.es

Menú

Lo dicho y los hechos nos dan la razón

- PUBLICIDAD -

Y han tenido que ir reconociendo que este invento no ha servido. En primer lugar, la Comisión de Expertos nombrada por el Gobierno de España y el de Canarias, que en su informe del año 2000, reconoce claramente que la presión de la RIC pendiente de materializar genera evidentes tensiones que pueden conducir a que se canalice hacia inversiones ineficientes para el logro de los objetivos perseguidos, básicamente la mejora del empleo y de la competitividad de la economía canaria.

En enero de 2006, es el propio Gobierno de Canarias el que reconoce que no se ha logrado la diversificación de la economía en la medida de lo deseable (Certificado por Antonio Castro Cordobez, en aquel momento secretario del Gobierno de Canarias).

Y hace escasos días, el vicepresidente y consejero de Economía del Gobierno de Canarias, José Manuel Soria, ante estudiantes y profesores de la Facultad de Económicas de la Universidad de La Laguna, reconoció la falta de utilidad de la RIC, y que ésta "no ha sido útil al no haber sido un buen elemento para la diversificación económica".

Si la RIC no ha servido para:

-Fomentar la inversión productiva en Canarias.

-La estabilidad y el desarrollo económico y social de Canarias.

-El mantenimiento y la creación de empleo estable.

Si, básicamente, no se ha cumplido con la Ley y lo previsto en el artículo 27 de la Ley 19/1997 de 6 de Julio de Modificación del Régimen Económico y Fiscal de Canarias (REF).

Si la RIC consiste en una reducción casi total del pago de impuestos directos (básicamente del Impuesto de Sociedades), siendo exclusivo para Canarias y permitiendo una reducción de la Base Imponible en el Impuesto de Sociedades de hasta el 90% de los beneficios nos distribuidos.

Si tenemos claro que el chollo de la RIC no es otro que convertir en beneficio empresarial unos dineros que se debieron de pagar como impuestos a la caja común de la hacienda pública, convirtiéndo, en cambio, en patrimonio privado lo que pertenece a la totalidad de los ciudadanos canarios y las necesidades públicas de Canarias.

Si en Canarias seguimos soportando índices de pobreza, paro y precariedad laboral, insultantes.

Si en Canarias seguimos soportando una sanidad pública y un fracaso escolar indignantes.

Si en Canarias seguimos soportando unos servicios sociales?inexistentes.

Si en Canarias seguimos soportando los salarios más bajos de todo el Estado (-20%) y la jornada laboral más larga (+7%).

Si en Canarias la cesta de la compra es la más cara del Estado, a pesar de las subvenciones del Régimen Específico de Abastecimientos (REA), otro chollo para unos pocos.

Si Canarias está a la cabeza de todo lo indeseado e indeseable?

Si todo eso está pasando ?y está pasando- sería deseable que las autoridades tributarias dieran explicaciones serias, claras y razonables de dónde se han materializado los aproximadamente 20.000 millones de euros de la RIC (período 1994/2006).

*Secretario de Organización de Unidad del Pueblo

Vicente Quintana*

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha