eldiario.es

Menú

El incidente de Curbelo

- PUBLICIDAD -

Y el 24 que "1. Todas las personas tienen derecho a obtener la tutela efectiva de los jueces y tribunales en el ejercicio de sus derechos e intereses legítimos, sin que, en ningún caso, pueda producirse indefensión. 2. Asimismo, todos tienen derecho al Juez ordinario predeterminado por la ley, a la defensa y a la asistencia de letrado, a ser informados de la acusación formulada contra ellos, a un proceso público sin dilaciones indebidas y con todas las garantías, a utilizar los medios de prueba pertinentes para su defensa, a no declarar contra sí mismos, a no confesarse culpables y a la presunción de inocencia. La ley regulará los casos en que, por razón de parentesco o de secreto profesional, no se estará obligado a declarar sobre hechos presuntamente delictivos".

Pues bien, desde el pleno reconocimiento vigente, como no podía ser menos, de los mismos y a lo en ambos estipulado, entre lo que se recoge el derecho a la presunción de inocencia, que también protege y tiene, como no podría ser de otra forma, el Senador y Presidente del Cabildo gomero Casimiro Curbelo, al margen de su especial aforamiento?; desde lo dicho, repito, se pensaba que al caso Teresitas ya nada le podría superar en estas islas atlánticas. Pero parece ser que sí. Y así, entre lo presunta y recientemente sucedido a las tantas de la madrugada en la madrileña calle Orense, muy cerca del Santiago Bernabéu, y la "operación Hubara", que investiga la también presunta financiación ilegal del CCN, del Centro Canario, ya no se puede decir que se han alcanzado con los casos sobreseídos o juzgados los máximos de lo ilícito, que de aquí no se puede pasar. Recordemos, por cierto, que otrora un exconsejero del Gobierno de Canarias proveniente del centrismo político presuntamente acudían a Madrid y en la zona referida a locales de la guisa del que según la policía nacional visitó el Senador Curbelo en la noche que recoge el atestado levantado, gastando en ellos el sueldo que le pagaban todos los canarios, en este último caso gastando en tales menesteres el sueldo que le pagan al presuntamente afectado todos los gomeros. Ya hasta Blanco y Valenciano le piden su renuncia y le amenazan políticamente con su no nominación en las próximas elecciones al puesto de Senador por el PSOE. Es decir, gastando presuntamente en tales menesteres el dinero de todos? ¿En qué se gastan, pues, los sueldos de los políticos que no han sabido evitar la actual crisis, que provienen del dinero de todos, de nuestros impuestos? ¿No sería hora ya de fijar para los mismos el sueldo medio de los españoles o el salario mínimo interprofesional? ¿Por qué el PSOE canario ha reaccionado en la forma en la que lo ha hecho?? ¿Por qué han dicho al respecto lo que han dicho Saavedra y Olarte? ¿Dimitido Curbelo de su cargo de Senador, porque no se ve forzado igualmente por el partido a que igualmente dimita de todos sus cargos electos, y sólo del Senado? ¿Es menos importante para el PSOE de Ferraz el Cabildo de La Gomera que el Senado? La Gomera que se va entrópicamente pareciendo en ciertos aspectos no deseables a Lanzarote?¿No sería más lógico el todo del conjunto de sus cargos representativos -por responsabilidad política-, o la nada hasta el futuro fallo penal, si es que éste finalmente se da, y del que se generarían entonces las consecuencias políticas pertinentes, si es que éste fuera en firme y condenatorio? ¿No sería más políticamente lógico el todo o nada? Mas política y lógica?

En el último barómetro del CIS, del Centro de Investigaciones Sociológicas del Estado español, Coalición Canaria resultó entre la ciudadanía ser el segundo partido al que se le percibía como más afectado por la corrupción. El panorama socioeconómico de las Islas Canarias es totalmente desolador, las cifras de paro siguen aumentando y la problemática social se extiende por los sectores más desfavorecidos. Vivimos momentos dramáticos, con más de 251.000 parados registrados... El panorama socioeconómico de las Islas Canarias es, pues, lo que es: las cifras de paro siguen en parámetros insostenibles y la problemática crisis se extiende como un virus por el entramado social. Ya Canarias, en 2008, en el segundo año de la pasada legislatura autonómica, ostentó el dudoso honor de ser, junto a Andalucía, la Comunidad Autónoma con más alcaldes y concejales imputados por su implicación en casos de corrupción urbanística. El dato incluido por Greenpeace en su noveno informe "Destrucción a toda costa", hizo un repaso por el grado de deterioro que sufre el litoral o por la inacción de las administraciones públicas. "La corrupción política ha sido la batuta que ha dirigido el urbanismo", sentenciaba la organización ecologista. Poco más se puede decir con tan sólo doce palabras. ¿O sí? Tindaya, caso Floreal, Anfitauro, caso eólico, Lanzarote, caso hemodiálisis, Arona, caso Bango? Por cierto, sólo nos faltaba que el proyecto de ley de enjuiciamiento criminal del Gobierno estatal del PSOE quiera cambiar la categoría de imputado -ya consolidada por el Tribunal Constitucional- por la de investigado, que suena más light. Y que no se decante por modificar nuevamente la ley orgánica electoral para que los imputados no puedan ir en las listas electorales? En fin, que cada vez, con lo que nos ha caído, con lo que nos sigue cayendo, cada vez estoy más indignado. ¿Y tú no? Empiezan "entretenidas" las vísperas del veranito postelectoral canario.

José Carlos Gil Marín

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha