eldiario.es

Menú

338156 razones para que dimitan

- PUBLICIDAD -

Ha sido un año intenso en el que han cambiado muchas cosas en Canarias. Anunció el gobierno un plan para dar empleo a nuestra gente y ya se ha consumido una cuarta parte de la legislatura y el número de parados ha aumentado 36243 personas desde mayo de 2007. Dijo Paulino que iba a gobernar para los ciudadanos y Canarias ocupa el puesto número 5 por la cola sólo superada por la Rioja, Asturias, Galicia y Baleares en el porcentaje (68%) de personas valoradas para poder recibir las ayudas que recoge la Ley de Dependencia . Esta ley se aprobó el 14 de diciembre de 2006, un año y medio después han comenzado a recibir las primeras ayudas algunas de las 1913 personas que están consideradas como grandes dependientes en las islas.

Con los datos del paro, la situación de la aplicación de la Ley de Dependencia en Canarias es la muestra clara de las contradicciones permanentes de un gobierno que repite constantemente que está preocupado por la gente de esta tierra, mientras da la espalda a las familias más necesitadas. Lo diré más clarito: es la demostración de que la desvergüenza se ha instalado en los mandamases de un ejecutivo instalado en las consignas, la propaganda y la ineptitud.

Antes de las elecciones generales del pasado mes de marzo, la consejera Inés Rojas declaró a los periodistas que no se podían dar las ayudas porque el gobierno del Estado no había sacado el reglamento de la ley. Después de las elecciones ya no resultaba rentable culpar al Estado, y no era necesario que el Estado publicara el reglamento, por eso el gobierno aprobó un reglamento autonómico para comenzar a aplicar la ley cinco meses después de que se estuviese aplicando en otras comunidades autónomas. Ahora la consejería de Bienestar Social culpa a los ayuntamientos, sobre todo de los que están gobernados por el PSOE, del incumplimiento de la Ley de Dependencia. Dice la consejería que las corporaciones locales deben realizar los informes técnicos a los solicitantes de ayudas.

La pregunta es muy sencilla: por qué si la Ley de Dependencia es la misma en todo el Estado, el 10 de noviembre de 2007 ya habían recibido las ayudas del gobierno andaluz 50 personas, además 1300 personas habían sido contratada por la Junta andaluza para poder aplicar la ley.También en esa fecha en el País Vasco había 5991 personas ya estaban recibiendo las ayudas de la Ley de Dependencia.

Si a los 36243 parados les sumamos 1913 grandes dependientes y los trescientos mil estudiantes afectados por la huelga del profesorado, tenemos 338.156 razones para que este gobierno dimita, se vaya a su casa. Se dediquen a sus cosas y no jueguen con el pan de nuestra gente. Milagros Luis y Paulino Rivero podrían ponerse el uniforme de maestros sin homologar, Soria podría volver a sus negocios familiares, Jorge Rodríguez a la universidad, Ruano a su puesto de letrado asesor del Parlamento ampliado, Mercedes Roldós a su querida sanidad privada? Pero no se marchan. Hoy Paulino Rivero se reúne con Zapatero en el Palacio de La Moncloa. Después de un año de campaña contra el jefe del ejecutivo español el presidente canario perdió la apuesta que hizo para que Rajoy ganara las últimas elecciones generales. El problema es que las consecuencias de esa apuesta partidista las han pagado las casi 2000 familias que tienen que cuidar a personas dependientes y que no han recibido ni un euro de los casi 9 millones de euros que el Estado dio al gobierno canario hace cinco meses o de los 110 millones que según la consejera Inés Rojas tiene presupuestados el gobierno canario para ayudar a nuestra gente dependiente, a la gente de esta tierra, a esas personas humanas que Paulino Rivero nombra tantas veces como ignora.

Juan García Luján

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha