eldiario.es

Menú

La triste calle de ciudad remota

- PUBLICIDAD -

Siempre aprendiendo

A ver la Aurora

a ver el poniente

a ver la estrella

a ver la montaña

Una noche desde el río vi el Taj Majal, que le había robado toda la luz a la luna...y un hindú con gestos solemnes y humildes pasos se fue caminando hasta hundirse en ese río... Con la sabiduría del que da sus últimos pasos y gestos...y en humildad... va a aprender

del silencioso rumor

a fundirse con la vacuidad sabia de la muerte...quizá ningún profeta,

ningún guerrero...ningún adivino...fue tan sereno a morir...

lejos ya del tiempo.

Y desde lejos vino el sonido leve...de la" Pavana para una infanta difunta" de Ravel.

Nunca jamás aprendí tanto

" " vi la esencia de la dignidad

" " había visto la dignidad de un rey...los pasos de

aquella blanca figura fue el ritual milagroso donde ocurrió Tal Transfiguración.

Siempre aprendiendo

El esfuerzo, la energía...para tantos artistas que aquí están...que se defienden de las grietas de la vejez...en su trabajo...cuando pintan, esculpen, dibujan...crean desde el vértice interior del espíritu humano...y la

armonía

la plenitud de luz

colores, formas, rostros, sombras

enigmas...luces de plata y fuego blanco, rojos tan vivos...teñidos de alma, luz de la sangre...amarillos que penetran en la retina y nos acerca a la liviandad, a la plenitud de la verdadera realidad...a que nunca se ve...aquella que siempre bañó nuestra alma...a un lugar buscado en el ángulo de un sueño ya casi borrado en el tiempo.

* Cristino de Vera es pintor, Premio Nacional de Bellas Artes y Premio Canarias de Arte.

Cristino de Vera *

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha