eldiario.es

Menú

Saavedra se manifiesta contrario a la disolución del Gran Canaria Ballet

AFIRMA QUE NO PREVÉ CREAR UN BALLET, SINO CONSOLIDAR LAS CARGAS CULTURALES DE LA CIUDAD

- PUBLICIDAD -

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Jerónimo Saavedra, manifestó este martes que su postura era contraria a la disolución del Gran Canaria Ballet y recibirá a sus componentes para conocer las alternativas que plantean y estudiar la posibilidad de ofrecer su apoyo.

Saavedra agregó que los proyectos no hay que desmontarlos por quien los hizo o el presupuesto, sino perfeccionarlos porque cree que, de lo contrario, no existirían el festival de música o el de cine.

Puntualizó que el arte y la cultura no pueden ser tratados con esos criterios y añadió que una buena propuesta sería aunar el esfuerzo de diversas instituciones para que la compañía pudiera pervivir.

En cualquier caso, Saavedra aclaró que entre sus proyectos no está el de crear un ballet, pues primero debe consolidar las importantes cargas culturales del ayuntamiento capitalino.

Por otra parte, abogó porque las enseñanzas artísticas en Canarias sean abordadas con rigor por el Gobierno canario porque en la actualidad es "una de las marías".

En este sentido, antes de ampliar las enseñanzas del conservatorio a la danza considera necesaria profundizar en la música y el canto porque están planteadas "muy elementalmente".

Por su parte, la consejera de Cultura del Cabildo de Gran Canaria, Luz Caballero, insistió este martes en que la decisión de disolver el Gran Canaria Ballet se debe a que no responde a un modelo que apoye la danza y a que su creación fue "un acto electoralista".

Caballero, en una rueda de prensa que ofreció para presentar la programación de la Sala Insular de Teatro, se refirió también a las "irregularidades" advertidas en su puesta en marcha como otra razón para su disolución y eludió responder al comunicado emitido el pasado lunes por el director de la compañía, Anatol Yanowsky, en su defensa.

La consejera de Cultura reiteró además que el Gran Canaria Ballet, que se disolverá el próximo 30 de septiembre, ha sido un "fraude" para sus bailarines y para la ciudadanía canaria porque se "vendió como una plataforma para evitar que los canarios que bailan se vieran abocados a salir al exterior, pero sólo había dos isleños contratados".

Así mismo, puntualizó entre las irregularidades a las que se refiere que bailarines de las compañía carecían de contrato y cuestionó el modo en que se procedió a su selección.

Caballero manifestó que el modelo de la nueva corporación insular para apoyar a la danza se fundamenta en potenciarla desde la base, en la creación de escuelas municipales, la concesión de becas y en la promoción cursos de formación y producción.

En cuanto a la rescisión de los contratos de los 22 bailarines que integran la compañía y de su director, Caballero afirmó que es una cuestión que depende de los servicios jurídicos del Cabildo. Sin embargo, dijo que, sobre los primeros, se intentará ser "lo más generoso posible". Y sobre el segundo, "dada las irregularidades", dependerá de lo que se estime por el citado órgano de la corporación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha