eldiario.es

Menú

Iniciativa piloto en Canarias con el 'contrato alemán'

FORMACIÓN A CAMBIO DE REDUCCIÓN DE JORNADA

El acuerdo entre CCOO y el SCE posibilitará el mantenimiento de los empleos de un centenar de trabajadoras de baja cualificación.

- PUBLICIDAD -

Comisiones Obreras (CCOO) Canarias anunció este martes que más de un centenar de trabajadoras de baja cualificación amenazadas con la pérdida de sus puestos de trabajo los mantendrán gracias a una iniciativa piloto completamente pionera en España, acordada con el Servicio Canario de Empleo (SCE), que posibilitará la aplicación efectiva en Canarias del conocido como contrato alemán.

Según explicó el secretario general de CCOO Canarias, Juan Jesús Arteaga, se trata de un protocolo de intervención en los acuerdos empresariales para la reducción de la jornada laboral, con el compromiso de no despedir a los trabajadores, una medida que viene a suplir que en España no existe esta posibilidad legal que sí se da en países como Alemania, de ahí su nombre.

Así, el centenar de afectadas, que "estaban condenadas a un paro de larga duración por su difícil inserción laboral", mantendrá su empleo en su totalidad gracias a una reducción de la jornada laboral de una hora de duración, todos los viernes, que afectará a un total de 1.200 empleadas, quienes, a cambio, recibirán formación.

Arteaga afirma que esta experiencia piloto abre las puertas para que, mientras se desarrolla la normativa estatal, "podamos arbitrar soluciones". Para ello ya se cuenta con una base legal, el propio Pacto Social y por la Educación, y en función de las características de cada caso, será necesario acudir al Servicio Canario de Empleo y negociar.

Según explicaron los representantes de CCOO en un encuentro con los medios, en el que también estuvieron presentes la secretaria general de la Federación de Actividades Diversas de CCOO Canarias, Milagros Hernández, y el secretario de Empleo e Innovación de CCOO Canarias, Francisco Pozo, el propio director del Servicio Canario de Empleo (SCE), Alberto Génova garantizó, en una reunión celebrada recientemente, que esta medida sería exportable a otros colectivos como los empleados afectados por la "necesaria reforma alojativa de Canarias".

Los representantes sindicales afirman que la planta hotelera necesita "no sólo mejoras estructurales, sino de la formación de su personal", por lo que el sector hotelero de Canarias sería, a su juicio, "un caso ideal para aplicar esta modalidad", que podría ser extendida a otros muchos colectivos.

El pasado viernes se plasmaron los términos de este acuerdo. De hecho, ya hay un primer borrador de la resolución que, según Pozo, aún es necesario matizar, pero que muestra, en líneas generales, la aplicación del contrato alemán en Canarias, una medida de la que aún no se tiene noticia en otras comunidades del país, lo que la convierte en pionera en España. "Es bueno que Canarias sea pionera en la conservación de los empleos existentes", afirmó el secretario de Empleo e Innovación de CCOO.

Todo comenzó el pasado noviembre tras el anuncio de que un centenar de trabajadoras de la limpieza y mantenimiento en centros educativos de Santa Cruz de Tenerife podría quedar desempleada por ajustes presupuestarios. CCOO optó por "no quedarse en un pataleo y buscar soluciones", lo que se tradujo en una reunión con la Consejería de Educación, las afectadas y la propia empresa, UTE Educación. En ese encuentro se acordó que, antes de optar por el despido, se buscara alternativas dentro del Pacto Social por la Educación así como en la Reforma Laboral, que se tradujesen en la mejora de la cualificación de las empleadas, así como en el mantenimiento casi total de sus sueldos.

Francisco Pozo explicó que el acuerdo alcanzado con el Gobierno de Canarias incluye que, en lugar de cien despidos, se haga una reducción de un 5% lineal entre todas las trabajadoras, lo que se traduce en una hora semanal menos de trabajo, que irá destinada a su formación, con lo que las afectadas "no perderán poder adquisitivo".

Con respecto a esas mejoras formativas, desde CCOO explicaron que se trata de cursos para obtener una titulación, ya que muchas afectadas carecen de la misma, o conseguir certificados ocupacionales. En su opinión, podrían aprender cocina o conocimientos similares apropiados para la hostelería al cabo de un año, "pero iremos paso a paso", aseguró Pozo.

Por su parte, Milagros Hernández valoró la posibilidad de que, gracias a esta iniciativa, las trabajadoras no sólo no van a perder salario, sino que con el paso del tiempo, por jubilaciones u otros casos, podrán ir recuperando horas, que se repartirán entre todo el colectivo, "con lo que se quedarán, incluso, con más jornada de la que tienen en la actualidad".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha