eldiario.es

Menú

Las principales propuestas de los candidatos al Congreso de los Diputados por Las Palmas

José Manuel Soria, Sebastián Franquis, Pablo Rodríguez, Victoria Rosell y Saúl Ramírez mostraron en el debate de Ser Las Palmas sus iniciativas y las de su partido para los próximos cuatro años

- PUBLICIDAD -
Los candidatos, en el estudio de la Cadena Ser.

Los candidatos, en el estudio de la Cadena Ser. Alejandro Ramos

Aunque el momento más tenso y entretenido del debate celebrado este lunes en la Cadena Ser entre José Manuel Soria (Partido Popular), Sebastián Franquis (Partido Socialista-Nueva Canarias), Pablo Rodríguez (Coalición Canaria), Victoria Rosell (Podemos) y Saúl Ramírez (Ciudadanos)  fue el diálogo sobre el papel de la justicia y la lucha contra la corrupción, los candidatos al Congreso de los Diputados por la provincia de Las Palmas también pusieron énfasis en el empleo.

De esta manera, Sebastián Franquis apuntó que en los últimos años el empleo que se ha creado ha sido poco "precario y en malas condiciones" producto de la reforma laboral del Partido Popular que lo único que hecho es crear una "fábrica de trabajadores pobres" y que propone subir el salario mínimo interprofesional para revitalizar la economía. Mientras, Pablo Rodríguez apostó por recuperar el  Plan Integral de Empleo de Canarias porque se trata de "un plan de justicia para un territorio singular". A estos dos puntos Soria respondió que es "conmovedor" que los socialistas hablaran del paro y de control déficit en relación a su salida del gobierno en 2011 cuando, recordó, los socialistas "gastaron 93 millones más de lo que había"; mientras que a Rodríguez le explicó que si se recuperara el PIE se disminuiría "hasta una tercera parte lo que ahora se está dando". Sobre la reforma laboral, cree que si se eliminara lo que se conseguiría sería "derogar el proceso de creación de empleo".

Mientras, Saúl Ramírez recalcó la propuesta de un contrato único para luchar contra los contratos temporales y con el fin de evitar tener ciudadanos "de primera y de segunda", una idea que no le gusta a Franquis, que defendió el contrato temporal, indefinido y de formación porque cree que el único no permite una indemnización justa, a lo que el candidato de Ciudadanos contestó que lo único que propone el PSOE es "derogar" sin "ofrecer nada". Aparte, apuesta por un programa de paro de larga duración y un programa de empleo sindicado a un programa de formación específica.

Rosell, por su parte, citó algunas de las apuestas de Podemos en este ámbito como la de derogar la reforma laboral o racionalizar horarios, porque consideró que en España "solo se ha rescatado a los bancos". Además, defendió la "soberanía energética, hay que empezar de prescindir de los fósiles y el petróleo" y habló de un turismo "sostenible, volvamos a lo que pedía Saramago y César Manrique".

En cuanto a las medidas relacionadas con la Administración y la Constitución española, Saúl Ramírez abogó por la supresión que propone su partido del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para pasar sus competencias al Tribunal Supremo (TS) "con dos adjuntos y elegido entre los jueces, con una independencia clara" y evitar que los políticos tengas "privilegios" a la hora de ser juzgados, así como acabar con los aforamientos y con los indultos y una ley electoral justa. Pablo Rodríguez se centró más en que la defensa del REF quede anclado en la Constitución para que esté protegido. 

En cuanto a las medidas relacionadas con las Políticas Sociales, Educación y Sanidad, Soria defendió la LOMCE, lo que hizo que se ganara las críticas de Franquis, quien no entendía cómo defendía una iniciativa del exministro Wert, el peor valorado en el Gobierno, y expresó que si gobiernan derogarían esta ley y recuperaría la educación para la ciudadanía. El actual ministro también dijo que "es importante" que Mariano Rajoy siga siendo presidente "frente a experimentos" y que España tiene una de los mejores sistemas sanitarios del mundo que se puso en riesgo "con un déficit público desbocado".

Saúl Ramírez comentó que las Islas tienen " la peor sanidad pública y la peor educación pública" y que por ello defendió "sentar a todos los sectores" en el marco de la educación. Asimismo, defiende la creación de centros plurilingües, implantar un MIR para que el profesorado esté continuamente renovándose y bajar las tasas universitarias.

En este punto Victoria Rosell fue la primera en hablar de la problema de la violencia de género. "Para terminar la violencia machista es fundamental aumentar la educación" que es "una lacra". Fue más allá y dijo que "si la clave está en la educación hablemos de Igualdad", que desde su punto de vista es necesario "educar" para lograrla, y recordó que "hay recortes que duelen y hay recortes que matan". La magistrada en excedencia aseguró que las personas y las medidas sociales "son el centro de Podemos" y subrayó la necesidad de reforzar la Ley de Dependencia y las políticas de igualdad que, dijo, "han de ser transversales a cada medida". Igualmente, sostuvo que hay que anclar los derechos sociales a la Constitución.

Sobre esto, Franquis dijo que el PSOE quiere proponer un pacto de Estado contra la violencia de género y una ley para acabar con la brecha salarial entre hombres y mujeres. Ciudadanos indicó que pretenden crear un plan de dependencia con una "asignación presupuestaria" y buscan una nueva reforma de la ley de financiación autonómica y Pablo Rodríguez apostó por un nuevo modelo de financiación que "sea más transparente". Asimismo, Pablo Rodríguez abogó por "hacer sostenible" el sistema sanitario, llegar a un pacto de Estado para educación y garantizar las prestaciones sociales.

Ya en el cierre, Victoria Rosell argumentó que el cambio no va a venir de los partidos tradicionales "porque quien forma parte del problema no va a ser la solución", mientras que Saúl Ramírez calificó de histórico que por primera vez quien pueda ganar las elecciones no sea ni el PP ni el PSOE. Pablo Rodríguez recordó que son "los únicos que han propuesto algo para los canarios". Franquis aludió que son el cambio "seguro, tranquilo y por la experiencia".

Mención aparte merece la despedida de José Manuel Soria, quien aprovechó su oportunidad para hablar de Venezuela y mostró su alegría por los resultados electorales en el país sudamericano y se congratuló por el "fracaso de la franquicia chavista" en España, en alusión a Podemos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha