eldiario.es

Menú

Los países pobres acusan a los ricos en Bali de no compartir la tecnología

NACIONES UNIDAS MUESTRA LA INMIGRACIÓN EN ESPAÑA COMO EJEMPLO

- PUBLICIDAD -

Los países en vías de desarrollo acusaron este lunes a las naciones industrializadas de no cumplir los compromisos de transferencia de tecnología adquiridos en Kioto, al arrancar la semana clave de la Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre el Cambio Climático que se celebra en la isla de Bali (Indonesia). La transferencia tecnológica es una de las principales herramientas para la lucha contra el cambio climático y uno de los cuatro pilares fundamentales que se debaten en Bali, junto con los mecanismos de mitigación, adaptación y financiación para paliar y afrontar el calentamiento global.

"La convención y el protocolo de Kioto establecen que todos los países tienen la obligación de iniciar programas que limiten sus emisiones (de gases contaminantes), pero que son los países industrializados los que deben proporcionar recursos financieros para hacerlo posible", dijo el secretario ejecutivo de la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático (UNFCCC), el holandés Ivo de Boer. El directivo añadió que los países pobres se quejan de que los ricos no están cumpliendo con los compromisos adquiridos.

Los países en vías de desarrollo dirigen sus esfuerzos en Bali a conseguir un acuerdo que les permita acceder a tecnologías limpias y a herramientas que les ayuden a enfrentarse a las consecuencias del cambio climático. "Nuestras quejas son que la transferencia de tecnología estos años ha sido muy escasa. Los países industrializados nos piden que nos comprometamos, pero ellos no cumplen sus propios compromisos", indicó Luis Cáceres, miembro de la delegación de Ecuador en la conferencia de Bali.

La clave del debate radica en cómo se va a financiar esa transferencia de tecnología, de acuerdo con De Boer, quien explicó que se debate en las sesiones y mesas de trabajo sobre la adopción de "fuentes de financiación innovadoras", así como del desarrollo de parámetros que midan la transferencia efectiva de tecnológica del Norte al Sur. De Boer anunció la creación de un mecanismo que posiblemente gestionará Global Environmental Facility (GEF), el mayor organismo de financiación medioambiental del mundo, y que servirá para traducir las evaluaciones de necesidades tecnológicas que hacen los países en vías de desarrollo en propuestas de proyectos que puedan recibir financiación de empresas privadas e instituciones financieras internacionales.

"El corazón de la respuesta futura al cambio climático"

"La tecnología tiene que estar en el corazón de la respuesta futura al cambio climático", opinó el holandés De Boer.

La transferencia tecnológica es imprescindible para que los países más vulnerables puedan adaptarse a los cambios que se avecinan por culpa del calentamiento global y muchos necesitan en la actualidad poner en marcha instrumentos avanzados de alerta o sistemas de irrigación y de resistencia a las sequías. De Boer explicó que también es esencial para "llevar a cabo una transición hacia una economía de emisiones bajas (de gases contaminantes) y acabar con el binomio que iguala el crecimiento económico al crecimiento de emisiones".

Los países en vías de desarrollo necesitan que se les facilite el acceso a tecnologías para saltarse el periodo de desarrollo económico basado en un consumo intensivo de carbón, indicó De Boer. "No podemos permitir que el crecimiento no sostenible que han seguido los países industrializados se convierta en la norma", añadió el secretario de la UNFCCC.

"Puede mitigarse considerablemente el cambio climático utilizando nuevas tecnologías limpias, pero éstas son caras, el mercado es todavía muy joven y necesita expandirse y crecer. Necesitamos más incentivos que saquen las tecnologías limpias de los laboratorios y las introduzcan en los mercados", dijo De Boer. En este sentido, consideró imprescindible la actuación del sector privado y recordó que "las empresas son la clave de un futuro de energías bajas en emisiones de carbono".

La Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático comenzó el 3 de diciembre con la asistencia de representantes de 190 países y concluirá el viernes próximo con la clausura de la reunión ministerial. La reunión de Bali busca sentar las bases de las negociaciones que se desarrollarán entre 2008 y 2009 para establecer un nuevo acuerdo contra el cambio climático que reemplace en 2012 a la primera fase del Protocolo de Kioto.

Imágenes de las vallas de Ceuta y Melilla

Por otro lado, De Boer expuso hoy las imágenes de africanos tratando de saltar las vallas de Ceuta y Melilla para entrar en España como ejemplo de problemas agravados con el calentamiento global.

"Según algunos informes, en un tiempo tan corto como 20 años 250 millones de personas en África se enfrentarán potencialmente a la escasez de agua, y todos tenemos en mente las horribles imágenes de gente tratando de trepar las vallas de los enclaves españoles para entrar en Europa", dijo el secretario ejecutivo de la UNFCCC. Para De Boer, estas imágenes son una muestra de que el calentamiento global puede ser un "factor de desestabilización a nivel internacional".

"Queremos crear una respuesta tan fuerte al cambio climático que la gente no tenga que emigrar por esta causa", dijo De Boer, quien manifestó su esperanza de que su generación "pase a la historia como la gente que no provocó estas migraciones". El secretario de la UNFCCC también mencionó los cientos de miles de personas en ambos lados del Himalaya que dependen de agua potable de unos glaciares que desaparecen rápidamente.

Asimismo, recordó que "importantes centros metropolitanos y centros económicos del mundo están localizados en áreas que pueden ser afectadas gravemente por el aumento del nivel del mar, por lo que están también amenazadas la gente que vive en ciudades y las actividades económicas".

A por una revolución industrial

Por otro lado, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo este lunes en Bangkok que el mundo necesita una nueva revolución industrial de tecnología limpia para combatir el cambio climático, y señaló que abogará el martes en la isla indonesia de Bali por un acuerdo que incluya a todos los países.

"Necesitamos crear una nuevo tipo de revolución industrial basada en tecnología más limpia y en una economía menos dependiente del carbón. Una mayor eficacia de la energía es el primer paso en esta revolución", manifestó el surcoreano Ban, durante un discurso en la oficina de la Comisión Económica y Social para Asia y el Pacífico (CESAP) en la capital tailandesa. Ban indicó que los países industrializados deben asumir sus responsabilidades y encabezar la lucha contra el cambio climático, pero las demás naciones también necesitan reconocer las suyas.

Pidió a los Estados más ricos que utilicen sus recursos financieros y tecnológicos para liderar la transformación y para ayudar a los más necesitados a adaptarse, sin que ello suponga una merma del derecho de estos últimos a erradicar la pobreza en su territorio y a aspirar al progreso. "Mañana (martes) viajaré a Bali para la crucial Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Creo que la reunión de Bali debe convertirse en la pista de lanzamiento de negociaciones para un acuerdo climático completo que todas las naciones puedan adoptar. Debería proporcionarnos un camino claro para acometer el cambio climático", dijo Ban.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha