eldiario.es

Menú

AMP-Red Eléctrica afirma que es imprescindible crear centrales de bombeo para aprovechar energías renovables en Canarias

MADRID

La empresa busca instalaciones en Gran Canaria, Tenerife, La Palma y La Gomera "potencialmente convertibles" en centrales hidroeléctricas reversibles

- PUBLICIDAD -

La empresa busca instalaciones en Gran Canaria, Tenerife, La Palma y La Gomera "potencialmente convertibles" en centrales hidroeléctricas reversibles

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 26 (EUROPA PRESS)

El presidente de Red Eléctrica de España, Luis Atienza, aseguró hoy que para conseguir los objetivos del Plan Energético de Canarias y "para que el sistema eléctrico de las islas tenga más calidad, más seguridad, pueda ser más limpio y con más aprovechamiento de las energías renovables es imprescindible desarrollar sistemas de almacenamiento de esa energía, y el más relevante son las centrales de bombeo".

Durante la inauguración de la nueva sede de la empresa en Las Palmas de Gran Canaria, junto con el director de Red Eléctrica en Canarias, Santiago Marín, Atienza resaltó la importancia de dichas centrales hidroeléctricas reversibles para "generar energía hidroeléctrica en momentos en que la aportación renovable es más baja y la demanda es más alta y eso mejora la calidad del suministro en las islas".

"No es posible alcanzar los objetivos del Plan Energético de Canarias sin estas instalaciones de bombeo", reiteró Atienza, que consideró "relevante" que el Gobierno central y el regional hayan decidido "impulsar muy firmemente" estas estaciones de bombeo en el Plan Canarias, aprobado por el Consejo de Ministros el pasado mes de octubre y que recoge que el horizonte para dichas instalaciones es 2015.

Además, planteó que el sistema eléctrico de las islas "necesita estar en condiciones de asegurar el equilibrio instantáneo entre la oferta y la demanda haga viento o no, haga sol o no y para eso se necesita una red de transporte más robusta y más mayada". "Es el coste inevitable que tenemos que soportar de impacto territorial para hacer viable que el sistema eléctrico pueda aprovechar cada vez más las energías renovables y pueda contribuir a luchar contra el cambio climático", aseveró.

Atienza explicó que hay una instalación de bombeo que se está construyendo en El Hierro, mientras que en Gran Canaria, Tenerife, La Palma y La Gomera Red Eléctrica está en el "proceso de identificación de instalaciones potencialmente convertibles en centrales hidroeléctricas reversibles".

EVITAR APAGONES

"El bombeo es tan importante porque permite almacenar la energía renovable que no somos capaces de consumir en el momento en que se produce y va a dotar a los sistemas insulares de una herramienta de gran calidad, al asegurar el equilibrio entre oferta y demanda y mejora extraordinariamente la calidad del suministro y la reducción de la probabilidad de apagones", reiteró el presidente de Red Eléctrica, que advirtió de que "habrá muchas horas en el año en que no se podrá aprovechar toda la energía eólica que se esté produciendo y se está desaprovechando una energía extraordinariamente valiosa".

Señaló que la demanda y la oferta están permanentemente variando y es necesario estar vigilando el equilibrio entre ambos utilizando tecnologías de la información e integrando todos los datos de centrales de medida del sistema en un potente sistema de control, que garantiza que todas y cada una de las instalaciones "se encuentran dentro de los parámetros técnicos y que ninguna línea esté sobrecargada".

Argumentó que por razones de seguridad el sistema eléctrico canario tiene dos centros de control que funcionan en paralelo, uno en Gran Canaria y otro en Tenerife y "en cualquier momento cualquiera de ellos puede tener el control de todas las islas y con un sistema de doble alimentación ante situaciones de emergencia con grupos electrógenos". Agregó que la curva de demanda se comporta "con un razonable grado de previsibilidad" y se persigue que "la frecuencia se mueva lo menos posible alrededor del sistema de 50 herzios".

Hizo especial hincapié en que "en Europa todo el continente hasta Ucrania está interconectado y tiene gran capacidad para apoyarse mutuamente, mientras que en las islas cada vez que hay un desequilibrio el sistema se desestabiliza".

De aquí que abogó por el citado sistema de almacenamiento de bombeo de energía, que consiste en tener dos embalses interconectados, de tal forma que se pueda bombear agua al embalse superior cuando hay mucha energía sobrante y se pueda turbinar cuando falta energía". "Éste es un proceso en el que se pierde un 30 por ciento de la energía, pero permite que cuando la demanda es muy baja y hay una gran producción eólica se pueda aprovechar", incidió.

Y es que, a su juicio, "la única forma de que la energía eólica y solar puedan llegar a representar una parte importante del sistema eléctrico en Canarias es dotarse de sistemas de almacenamiento de bombeo". Señaló como ejemplo que durante la tormenta Delta en Gran Canaria el 28 de noviembre de 2005 la "pérdida de energía eólica fue espectacular por exceso de viento".

Atienza resaltó que Red Eléctrica de España es "líder en el mundo en la gestión de energías renovables con un sistema eléctrico a nivel peninsular con 17.500 megavatios de eólica que han aportado en algunos momentos hasta 53 por ciento de la demanda y que, además, tiene 3.500 megavatios de fotovoltaica".

ROBUSTECER LA RED DE TRANSPORTE

Insistió en que las centrales de bombeo van a ser una herramienta fundamental para la integración de las renovables y es muy importante que "su gestión sea completamente neutral respecto los intereses de los diferentes generadores".

Por otro lado, Atienza reconoció que Red Eléctrica ha mantenido contactos con Endesa para quedarse con las líneas de transporte y se trabaja para "llegar a un acuerdo".

Asimismo, planteó robustecer la red de transporte que "conecte las centrales de generación con los mercados y las zonas donde está el consumo de forma más robusta y más mayada".

Indicó que el sistema eléctrico del archipiélago está interconectado en Lanzarote y Fuerteventura y apostó por "reforzarlo porque su profundidad lo hace técnicamente viable y hacerlo más estable".

No obstante, reconoció que en el resto de las islas "hoy por hoy las profundidades son tan grandes que no hay solución técnica todavía", a diferencia de la conexión entre la Península y Baleares, que, pese a los 1.500 metros de profundidad, se creará un "cordón umbilical" que contribuirá a "mejorar la seguridad" del suministro.

Por último, subrayó que la demanda energética que ha venido creciendo en los últimos años en Canarias "ahora está más contenida por la crisis", al tiempo que comentó que se trata de un sistema eléctrico que "depende sobre todo de la energía térmica, que además es importada, con fuertes emisiones de CO2 y se trata de que, a partir de una presencia que todavía es muy marginal de la energía eólica y solar, poder avanzar cada vez más hacia las energías limpias".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha