eldiario.es

Menú

Las Palmas de Gran Canaria elimina la piscina prevista por el exalcalde Cardona en el Parque Marítimo

La Concejalía de Urbanismo espera que la segunda fase del proyecto esté lista para principios de 2019 

Las novedades que lo diferencian de la primera fase radican en la construcción de una losa en voladizo, la instalación de dos marquesinas y la plantación de especies autóctonas

- PUBLICIDAD -
Maqueta de la segunda fase del Parque Marítimo

Maqueta de la segunda fase del Parque Marítimo Canarias Ahora

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha decidido modificar el proyecto inicial del Parque Marítimo de la capital, situado entre el muelle Santa Catalina y la Base Naval, y eliminar la piscina proyectada en un inicio por el anterior alcalde, Juan José Cardona. Según ha explicado este martes el concejal de Urbanismo, Javier Doreste, la idea inicial de la piscina “en una ciudad con tantos kilómetros de playa no era necesario en absoluto y habría sido una privatización de ese espacio” y un obstáculo para los ciudadanos.

La obra, que cuenta con una inversión de 1.932.627 euros financiada con cargo a los fondos de desarrollo de Canarias (Fdcan), consiste en el cierre de la escollera mediante la construcción de un paseo lineal de 115 metros de longitud que funciona como mirador con una barandilla de cristal en el lado del mar, que conecta con la primera fase del Parque Marítimo situada más próxima al Muelle de Santa Catalina.

La superficie, que abarca una extensión de 1.750 metros cuadrados, y que es accesible mediante una rampa que permite la entrada de personas con movilidad reducida, contiene un graderío que concluye en una gran plataforma que funcionará como solarium, sitio de esparcimiento o reunión. Esta plataforma se encuentra en un nivel inferior al del paseo, que refuerza la sensación de intimidad y aproxima el mar a los viandantes. Las novedades que presenta el proyecto y que lo diferencian de la primera fase radican en la construcción de una losa en voladizo con un vuelo cuya dimensión es distinta por zonas, siendo el máximo de cuatro metros, así como la instalación de dos marquesinas apoyadas en diversos pilares de alumino que darán sombra a la zona y que tienen una superficie de 460 metros cuadrados.

Javier Doreste ha afirmado que “gracias a este proyecto, vamos a poder mejorar el diálogo que los ciudadanos de la capital tienen con el mar, consiguiendo hacer más amable y cercano para la gente una parte del puerto tan importante como el entorno del Muelle de Santa Catalina”.

“La buena acogida que ha tenido entre los residentes de la ciudad la apertura de la primera fase del Parque Marítimo, es lo que nos ha movido a impulsar la ampliación de un proyecto que mejorará notablemente el espacio que sirve de puerta de entrada y salida de los cruceristas que llegan a la ciudad, facilitando el tránsito de estos a diversos espacios de la urbe como el Parque Santa Catalina, la playa de Las Canteras o el entorno de la Avenida Mesa y López”, ha aseverado Doreste.

El arquitecto Pedro Romera, ha comentado por su parte que “este proyecto, cuya geometría se inspira en la forma que tienen los barcos de vela latina canaria, creará un nuevo espacio de convivencia para los ciudadanos de la capital mejorando un espacio del litoral tan importante como el entorno del Muelle de Santa Catalina”.

El proceso de licitación de la obra comenzará previsiblemente el próximo mes de junio, después de que se haya firmado entre el Ayuntamiento y el Cabildo el convenio del Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan). Según el responsable de Urbanismo, “el proyecto, que podría estar adjudicado a lo largo del mes de agosto, estará finalizado, si todo marcha bien, a comienzos del año 2019”.

El proyecto de la II Fase del Parque Marítimo también contempla como novedad la adecuación de una zona para la plantación de diversas especies de ambiente marino pertenecientes a la flora canaria como bejeques, tabaibas dulces o perejil de mar, dejando preparada la red de riego para posteriores ampliaciones, una red de drenaje de las aguas pluviales, y la instalación de la red de alumbrado en la zona. El plazo de ejecución de las obras es de 18 meses.

La construcción del nuevo mirador se suma al conjunto de actuaciones que pretende llevar a cabo el Gobierno Municipal, unas ya ejecutadas y otras por realizar en el entorno del istmo de Santa Catalina, como la edificación de una pasarela que conecte la zona portuaria con el Mercado del Puerto, un aparcamiento público y una plaza en las inmediaciones del acuario Poema del Mar, que se está construyendo actualmente.

La última fase del proyecto contempla la prolongación del parque marítimo hasta casi la Base Naval, el área de Urbanismo estudiará la posible instalación de pequeños quioscos de madera, para ser usados como cafetería o terraza, situados junto al entorno de la Plaza de Canarias.

Doreste ha indicado que el Ayuntamiento "no renuncia" a recuperar para la ciudad los terrenos de la Base Naval y que "este proyecto es un punto de entrada a ella".

El Parque Marítimo, con las tres fases acabadas, ocupará una superficie global de 6.392 metros cuadrados en tres alturas y, tendrá forma geométrica triangular como homenaje a la tradición de la Vela Latina Canaria.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha