eldiario.es

Menú

Australia lleva la fiambrera de Soria

LA DIRIGENTE POPULAR INSISTE EN EL ESPANTAJO MARROQUÍ

- PUBLICIDAD -

Como ha ocurrido siempre, Soria se lleva la gloria mientras otros le llevan la fiambrera y el mantel de cuadros a la merienda campestre. Está ocurriendo ahora con Repsol, pero la historia breve de estos últimos dieciocho años está plagada de episodios en los que se puede ver a los lanceros sorianos defendiendo posiciones imposibles, resultando incluso imputados judicialmente, mientras el líder se marcha literalmente de rositas. Ocurrió, recordémoslo someramente, con casos como el Canódromo, un pelotazo de nueve millones que promovió el hoy ministro cuando era alcalde y que obligó a dar explicaciones ante los jueces a Cardona y a Pepa Luzardo; ocurrió con el caso eólico: Soria se aprovechó del concurso para vivir de gorra en el chalet de Esquivel mientras su hermano gestionaba de aquella manera tan sandunguera la convocatoria, cuando el que se va a sentar en el banquillo es el pringado de Celso Perdomo; ocurrió con el caso Isolux, en el que fue Pepa Luzardo la que tuvo que adjudicar un concurso oscuro que ya ha costado millones a la ciudad por el empeño principal de otorgárselo a la empresa del amigo Luis Delso. Ahora le toca a sus escuderos defender a capa y espada las prospecciones de Repsol del modo atolondrado en que lo volvió a hacer este martes en el Parlamento la portavoz popular Australia Navarro. Pueden consultar la crónica de Salvador Lachica en esta misma edición y comprobar cómo la señora Navarro insiste incluso en las tesis que el mismísimo Antonio Brufau desmintió tajantemente en su polémica rueda de prensa en Las Palmas de Gran Canaria: Marruecos no se va a llevar ni la guinda ni el pastel del supuesto petróleo que pueda haber del lado canario de las aguas limítrofes porque, sencillamente, son dos plataformas diferentes. Pero ella sigue erre que erre tratando de utilizar irresponsablemente ese espantajo y los sentimientos de orgullo patrio para defender el gran empeño de su Excelencia y engañas a los incautos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha