eldiario.es

Menú

Cardona, a puerta vacía

REPSOL NUNCA QUISO INSTALARSE NI EN LANZAROTE NI EN FUERTEVENTURA

- PUBLICIDAD -
Cardona, esta semana, en el barrio de El Llano de María Rivera.

Cardona, esta semana, en el barrio de El Llano de María Rivera.

A Carlos Manuel Morete lo llamaban El Puma. Fue un futbolista excepcional que, según los cronistas, jugó en la Unión Deportiva Las Palmas entre 1975 y 1980 un total de 174 partidos. A punto estuvo de marcar cien goles (se quedó en 99), y terminó su periplo por la Liga española un año después en el Sevilla. Morete, como buen y clásico delantero centro, tenía muchas cualidades para estar en el momento preciso en el lugar preciso para empujar el balón a la portería. Pero se lo curraba, tenía olfato y la afición lo convirtió pronto en una leyenda de la historia del fútbol canario. Juan José Cardona González quiere ser El Puma, quiere meter todos los goles, pero a ser posible a tres metros de la portería y sin portero, con la garantía plena de que la pelota no se vaya fuera. Pero no lo consigue ni a palos. Su más reciente ofrecimiento a Repsol para que instale sus bases logísticas para las futuras prospecciones petrolíferas cercanas a Canarias en el Puerto de La Luz y de Las Palmas va a entrar entre los tres palos, pero el comité de competición no le va a atribuir a él el gol. Sencillamente porque ésa ni es una decisión que le corresponda ni la formulada este viernes era una invitación necesaria: hace tiempo que Repsol eligió ese emplazamiento por razones de mucho peso que al presidente de la compañía se le escaparon en varias ocasiones en su controvertida rueda de prensa de este jueves, ofrecida en la planta 22 del hotel don Juan, desde donde se divisa una espléndida vista de la bahía y de sus instalaciones. La principal, la puramente económica: "aquí nos saldría todo más barato"; y las secundarias también de la misma índole: no son precisas excesivas inversiones porque casi todo ya existe. Los puertos de Los Mármoles (Arrecife) y Puerto del Rosario (cuyo no logró recordar Brufau en su comparecencia) no reúnen actualmente condiciones técnicas y de infraestructuras para las pretensiones de la multinacional petrolera, lo que refuerza el carácter desafiante de la oferta que vino a lanzar: que los presidentes de los Cabildos se atrevan a decirme que no, a ver si así les echo encima a los parados de Canarias. La semilla de la discordia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha