eldiario.es

Menú

Llamando como un poseso

SORIA DEDICÓ LA TARDE A DESPRESTIGIAR AL TESTIGO

No sabemos a ciencia cierta si José Manuel Soria y su señora procuradora, Mari Carmen Benítez, habían hablado con Rafael González Bravo de Laguna con anterioridad al juicio de este miércoles. Ni siquiera esta

- PUBLICIDAD -

No sabemos a ciencia cierta si José Manuel Soria y su señora procuradora, Mari Carmen Benítez, habían hablado con Rafael González Bravo de Laguna con anterioridad al juicio de este miércoles. Ni siquiera estamos en disposición de asegurarles que alguno de ellos le hayan indicado su deseo ferviente de meter al periodista en la cárcel, para lo cual estorbaba cualquier testimonio desafecto. Lo que sí tenemos acreditado (con la venia) es que el vicepresidente del Gobierno dedicó buena parte de la tarde a poner a parir al testigo que la armó con llamadas telefónicas de distinto signo. Nos ahorramos reproducir aquí el tono, el fondo, las frases, los hipidos y los gritos que soltaba ese hombre a través de su teléfono móvil.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha