Opinión y blogs

eldiario.es

Poderes familiares

EL CASO DE LA OTRA TÍA, DE VIGILANTE DE OBRAS AL FUNCIONARIO INFLUYENTE

Pero no nos liemos con el tito del tiíto, que después nuestros lectores nos acusan de crípticos. Seamos más pedestres y apliquémonos al caso de la señora que en unas oposiciones muy salerosas consiguió la plaza de vigilante de obras del Cabild

- PUBLICIDAD -

Pero no nos liemos con el tito del tiíto, que después nuestros lectores nos acusan de crípticos. Seamos más pedestres y apliquémonos al caso de la señora que en unas oposiciones muy salerosas consiguió la plaza de vigilante de obras del Cabildo. Entró directamente en la odisea porque, de la mano de su protector, el gran Ulises, con el que posiblemente vuelva a haber el mismo parentesco que el caso anterior, ha pasado a conductora de coche oficial. ¿Que de quién? Pues del sobrino del mítico Ulises, y así todo queda en familia, una de las banderas más agitadas por el PP en los últimos tiempos. Y Ulises tiene su Ítaca justo al lado del consejero Miguel Jorge Blanco.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha