eldiario.es

Menú

Treinta kilos por un plan parcial

Y NO LOS PEDÍA TOÑI TORRES

Ese abogado de Las Palmas de Gran Canaria se presentó un día en la Supercomisaría para contar lo que le había pasado en Telde con un asunto familiar, en concreto la aprobación de un plan parcial. En el lóg

- PUBLICIDAD -

Ese abogado de Las Palmas de Gran Canaria se presentó un día en la Supercomisaría para contar lo que le había pasado en Telde con un asunto familiar, en concreto la aprobación de un plan parcial. En el lógico y sinuoso caminar de una tramitación de este tipo, el abogado vino a topar con alguien que le explicó la conveniencia de aflojar una pasta gansa, en concreto 180.000 euros. La entrega debía efectuarse en un despacho ajeno a las oficinas municipales, donde es sabido que se aplica el baile del cajón. El cajón o gaveta pertenece a la mesa-escritorio de un abogado familiarizado con el grupo municipal de gobierno, y el baile consiste en depositar en su interior un sobre con la cantidad solicitada y, a continuación, cerrar el artilugio, que previamente ha sido abierto por el cobrador en cuestión. Para disipar cualquier duda, quede claro que ni el peticionario es Toñi Torres ni el cobrador es Francisco Gordillo. Estamos, en cualquier caso, ante una de las derivaciones de Faycán, que ni siquiera tiene por qué seguirse llamando así cuando se llegue a ese famoso cajón del baile. Por cierto, fabulosos los artículos que se escriben con pseudónimo en ese escritorio.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha