eldiario.es

Menú

El atrezo de Pepe Segura

EL DELEGADO DEL GOBIERNO VACILA CON SU ORDENADOR

El que estaba radiante de verdad este domingo, minutos antes de despedir a los Reyes, era el delegado del Gobierno, José Segura. Pensaba decir adiós a sus majestades en el hotel Santa Catalina, pero don Juan Carlos le dijo que ni hablar

- PUBLICIDAD -

El que estaba radiante de verdad este domingo, minutos antes de despedir a los Reyes, era el delegado del Gobierno, José Segura. Pensaba decir adiós a sus majestades en el hotel Santa Catalina, pero don Juan Carlos le dijo que ni hablar, que esperaba verlo en la despedida del aeropuerto, que para eso se es delegado del Gobierno, además de catedrático de Termodinámica. Durante la visita, Segura tuvo un par de apariciones estelares, de esas que sólo pueden ser obra suya, como la que protagonizó con el jefe de la Casa Real, que estaba encantado con el tiempo que la comitiva encontró en La Gomera y El Hierro. El delegado aseguró que ello era motivado porque él mismo en persona consultaba su ordenador portátil cada víspera y arreglaba las cosas de la meteorología para el día siguiente. El diplomático, que parece más hierático de lo que realmente es, le siguió la coña y le requirió amablemente para que encendiera el ordenador y programara el tiempo para el día siguiente, que tocaba La Palma. Cosas del visiteo real.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha