eldiario.es

Menú

Las mentiras de Soria se quedan sin Fiscalía

NO SE ESCANDALIZÓ LA MESA (O SÍ) CUANDO LAS DETECTAMOS Y LAS PUBLICAMOS

La Mesa del Parlamento ha dado un extraordinario ejemplo de cómo trata a los ciudadanos a los que sirve. Mientras decide enviar a la Fiscalía el anuncio de un particular que se siente perseguido injustamente por la Cámara, una in

- PUBLICIDAD -

La Mesa del Parlamento ha dado un extraordinario ejemplo de cómo trata a los ciudadanos a los que sirve. Mientras decide enviar a la Fiscalía el anuncio de un particular que se siente perseguido injustamente por la Cámara, una institución que se atreve a atribuirle un delito por el que ni siquiera está imputado en causa penal, pasa por alto un delito cometido entre sus paredes. Hace muy poco tiempo cometió un delito también regulado en el Código Penal el presidente del Grupo Parlamentario Popular, José Manuel Soria. Mintió ante una comisión de investigación, precisamente la eólica, mira tú por dónde. Y lo publicamos aquí con el audio y con los documentos que certificaban la mentira. No hemos leído ni oído una rectificación, ni un desmentido. Ni hemos visto a Fredy Belda escandalizarse, poner los pelos en forma de pinchos (con perdón) ni mucho menos pedir a la Mesa mandar el asunto al Fiscal. Un golpe de Estado en toda regla, una perversión de las instituciones democráticas hasta límites insostenibles.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha