eldiario.es

Menú

El pacto con el PIL, el primer baldón

AHORA QUE SE ACERCA PELIGROSAMENTE LA REUNIFICACIÓN DEL NACIONALISMO CANARIO (Y OLÉ)

La personalidad arrolladora e  innegable de Román Rodríguez, en puro contraste con la -en apariencia- más tímida de Antonio Morales, ha ocasionado más de una divergencia en el seno de Nueva Canarias, pero na

- PUBLICIDAD -

La personalidad arrolladora e innegable de Román Rodríguez, en puro contraste con la -en apariencia- más tímida de Antonio Morales, ha ocasionado más de una divergencia en el seno de Nueva Canarias, pero nada hace pensar que la sangre pueda llegar al río, por más que las discusiones en el seno de la organización hayan alcanzado en algún momento rangos verdaderamente conmovedores. Quizás todo empezara cuando se abrieron negociaciones con el marqués de las Dunas y con el PIL para conformar las listas para el Parlamento de Canarias, las que a la postre han supuesto la entrada de Nueva Canarias en la Cámara regional. A Roque Aguayro no le hacía puñetera gracia ese entendimiento con partidos tan fuertemente marcados por la corrupción, cuando no por las malas artes. Pero también ahí hubo transigencia por la parte sureña de la cosa, como la hubo cuando se desechó la posibilidad de que Antonio Morales fuera el cabeza de lista al Cabildo. Así las cosas, así los resultados electorales y sus correspondientes consecuencias, el alcalde de Agüimes se apunta nuevamente a independiente, o a cuasi independiente, lo que obligará a tenerlo que convocar como fuerza política autónoma si, como se barrrunta, fueran a abrirse conversaciones para una reunificación de lo que se ha venido en llamar nacionalismo canario.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha