eldiario.es

Menú

La venganza interminable

HASTA QUE NO CONSIGA DIEZ EMISORAS DE RADIO, DON PEPITO NO SE RENDIRÁ

Porque, efectivamente, lo que mueve a don José Esteban Rodríguez y Ramírez, bautizado en su día por sus estrechos colaboradores como Pepito el Bombillas, no es un afán de salvación patriótica de Can

- PUBLICIDAD -

Porque, efectivamente, lo que mueve a don José Esteban Rodríguez y Ramírez, bautizado en su día por sus estrechos colaboradores como Pepito el Bombillas, no es un afán de salvación patriótica de Canarias y de España; ni, a sensu contrario, la proclamación de una República Independiente de Canarias custodiada por el Ejército invasor; ni un Estado Libre Asociado, al muy portorriqueño estilo en el que él fuera el gobernador plenipotenciario. Lo que realmente mueve a don Pepito a estos encendidos editoriales, cada día más delirantes que el del día anterior, es el ansia de venganza, las ganas de acabar políticamente (y algo más) con Paulino Rivero. Ya les hemos relatado aquí cuál es el motivo de esa venganza, que ha llevado a ambos a enfrentarse crudamente en la plaza pública (don Pepito insulta a Rivero un día sí y el otro también) y en los tribunales (mediante acciones civiles interpuestas por el presidente del Gobierno y por el dicharachero editor contra el concurso de radios). Pues sí, la exclusión del Grupo El Día del reparto de frecuencias de radio en la Comunidad Autónoma es una herida por la que cada día supura el dueño del periódico El Día, y no se irá de este mundo sin cobrar esa factura a todos los que directa o indirectamente hayan tenido que ver con ese concurso.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha