La portada de mañana
Acceder
Cinco años de ofensiva de la ultraderecha en Europa
La amnistía llega a su votación final y Feijóo pide elecciones anticipadas
Opinión - Con la venia, respeten la ley. Por Neus Tomàs

Tiempo en Canarias

Sanidad pide a la población extremar las precauciones ante el nuevo episodio de calima en Canarias

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Salud Pública, y ante la previsión de presencia de calima en varias islas para los próximos días, recomienda a la población tomar precauciones como evitar la exposición prolongada al aire exterior, mantener las ventanas cerradas y no realizar esfuerzos físicos al aire libre.

Las islas se verán desde este miércoles afectadas por un episodio “excepcional”, según lo ha calificado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), de altas temperaturas, aire seco y fuertes vientos, lo que ha llevado al Gobierno regional a activas varias alertas: por viento, altas temperaturas, riesgo de incendios forestales y riesgo de inundación costera (esta última, solo en las islas de Lanzarote y Fuerteventura).

El polvo en suspensión contribuye a resecar las vías respiratorias y, en muchas ocasiones, se puede provocar un agravamiento de afecciones o síntomas relacionados con enfermedades respiratorias, tales como el asma, personas con enfermedad obstructiva crónica (EPOC) que hacen que aumenten las visitas a los servicios de urgencias y los ingresos hospitalarios en algunos casos, según informa este miércoles el Gobierno en un comunicado.

La exposición a este contaminante puede producir molestias torácicas, tos, palpitaciones, fatiga o incremento a la susceptibilidad a infecciones respiratorias, al menos durante los cinco días posteriores al inicio del episodio.

Por lo tanto, se recomienda a las personas sensibles a este tipo de episodios, como niños, ancianos y personas con enfermedades respiratorias o cardiovasculares crónicas, no salir a la calle y mantener cerradas puertas y ventanas de las casas.

También realizar la limpieza de las superficies con el polvo con paños húmedos y mantenerse en ambientes húmedos e hidratarse, así como no realizar ejercicios físicos en el exterior.