eldiario.es

9

Lo niega todo

Clavijo fue a dar explicaciones al Parlamento de Canarias el pasado martes por segunda vez. No lo hizo porque su gestión con las grúas municipales en La Laguna fuera intachable, lo hizo porque está investigado por corrupción. Sí, Clavijo está investigado por corrupción, igual que lo estuvo Jaume Matas, Cristina Cifuentes, Ignacio González o Griñán. Y, aunque sus respuestas en el Parlamento sean las únicas explicaciones que va a dar Clavijo esta semana por las grúas, la decisión de Celia Blanco de suspender su declaración solo retrasa algo que parece inevitable.

El acontecimiento político canario del mes de marzo era escuchar las declaraciones que Fernando Clavijo haría a los medios a la salida de los juzgados. Esa era la foto que debería haber abierto los informativos. Foto. Tuit. Tuit con foto. Titulares. La oposición aplaudiendo. Un escandalazo. El final de la legislatura enmarcado en las declaraciones del presidente por estar investigado (imputado) en el caso Grúas por presuntos delitos de tráfico de influencias, prevaricación y malversación de fondos públicos. Tuit serio.

Sin embargo, el mismo martes que Clavijo explicaba su "excelente gestión", la jueza de Instrucción del nº 2 de los juzgados de La Laguna tomó dos decisiones que marcarían la semana. La primera, emitir una providencia en la que daba parte a Clavijo para que informara si iba a presentar un recurso de casación para que el caso volviera al Tribunal Superior de Justicia de Canarias, a la vez que preguntaba si solicitaba la suspensión de su declaración. En la segunda providencia suspendía la declaración de Clavijo prevista para este viernes alegando que primero se debía resolver el recurso. Todo ello, sin que el recurso se hubiese presentado. Tuit serio.

Esta noticia no significa que Clavijo haya dejado de estar investigado por corrupción, significa que en lugar de dar explicaciones en los juzgados en marzo probablemente lo haga después de las elecciones autonómicas. Dicho de otro modo, la ciudadanía tendrá un candidato a la presidencia del Gobierno de Canarias que está investigado por corrupción y no quiere dar explicaciones ante un juzgado ordinario. Porque ya sabemos que la justicia española es lenta y el recurso de casación tardará unos meses en resolverse, coincidiendo con las elecciones autonómicas.

Lejos de eso que dice el presidente de que tiene ganas de dar "por fin" explicaciones, lo que demuestra al presentar el recurso de casación es que la estrategia a seguir consiste en dilatar la causa hasta la eternidad. Aunque lo niegue todo ante el Parlamento, tarde o temprano, tendrá que dar explicaciones en los juzgados.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha