La portada de mañana
Acceder
Euskadi precipita una nueva carrera electoral en primavera
Ábalos colocó a su asesor en el consejo de Puertos, que adjudicó el mayor pelotazo
Opinión - Cómo estar en política sin estar. Por Esther Palomera

Aplazadas las declaraciones previstas para este lunes en el caso de los canteranos del Real Madrid

Efe / Canarias Ahora

0

Las declaraciones que inicialmente iban a prestar, por videoconferencia, este lunes ante el Juzgado de Instrucción número 3 de San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria) los cuatro jugadores de la cadena de filiales del Real Madrid acusados de difundir un vídeo sexual de una menor han sido aplazadas.

La nueva fecha es el 22 de diciembre.

El juzgado canario abrió causa el pasado mes de septiembre por delitos contra la intimidad después de recibir el atestado de la Guardia Civil, que hasta entonces se había encargado de las pesquisas.

Los hechos ocurrieron en la localidad de Mogán, en el sur de Gran Canaria, a mediados de junio, pero la menor y su madre (ambas denunciantes) explicaron que hasta septiembre no habían tenido conocimiento de que esas imágenes existieran y se estuvieran difundiendo.

En la denuncia señalaron que supuestamente había unas grabaciones de unas relaciones sexuales consentidas de la joven menor de 16 años, pero que fueron grabadas sin su consentimiento.

Por su parte, el Real Madrid emitió un comunicado informando de que había tenido conocimiento de estos hechos y de que cuando el club tenga más detalles de los hechos, “adoptará las medidas oportunas”.

Segunda denuncia

Poco después de esa primera denuncia, la Guardia Civil informó de que se había formalizado una segunda por la difusión del vídeo de contenido sexual, unos hechos que serían constitutivos de sendos delitos contra la intimidad y revelación de secretos.

La segunda víctima, que inicialmente figuraba como testigo en el atestado policial, alegó que ella tampoco otorgó su consentimiento para la grabación ni la difusión del archivo de vídeo.

Estas actuaciones fueron remitidas, como ampliación al atestado policial inicial, al Juzgado de Instrucción número 3 de San Bartolomé de Tirajana, que finalmente abrió una investigación.

Los cuatro canteranos fueron arrestados en la Ciudad Deportiva de Valdebebas (Madrid) por agentes de la Unidad de Policía Judicial de la Guardia Civil de la provincia de Las Palmas, desplazados a la capital. 

En octubre, el juez aceptó la petición de la Fiscalía de imputar a los cuatro canteranos del Real Madrid presuntamente implicados en la difusión de un vídeo sexual con una menor un delito de pornografía infantil.