La portada de mañana
Acceder
La guerra entre Casado y Ayuso devuelve al PP a 2008
El estigma de la transparencia: de la "gripe española" a ómicron
OPINIÓN | Misión: desactivar a Yolanda, por Elisa Beni

La Pequeña Venecia londinense: un lugar poco conocido de la capital británica

Relax en Little Venice. Esta zona del norte de Londres está fuera de los circuitos de turismo masivo.

Browning's Pool es un gran espacio triangular inundado que sirve de cruce acuático de caminos. En este lugar situado al norte del céntrico Hyde Park, se unen dos importantes canales de agua que servían para conectar Londres con la campiña al norte del Thames. El Regent’s Canal servía para comunicar todo el norte de la ciudad pasando por lugares como Cadmen, mientras que el Gand Union Canal seguía hacia el oeste comunicando otros vecindarios ilustres como Notting Hill hasta salir de la city e ir mucho más allá. Durante mucho tiempo, este lugar fue uno de los puntos de comunicación más febriles y activos de la ciudad. El vapor y el tren fueron relegando a los canales de agua a un segundo plano. A dos pasos de Browning’s Pool se encuentra la famosa Estación de Paddington y justo al costado del canal pasa la West Way, una de las salidas por carretera más importantes de Londres. Así que estamos ante una de las zonas de conexión más importantes de la ciudad. Pero las ruedas le ganaron la partida a las barcazas y esta confluencia de canales se han convertido en un lugar pintoresco y poco transitado por el turismo que recibe el nombre ‘comercial’ de Little Venice (Pequeña Venecia).

Cómo llegar a Little Venice.-  El modo más cómodo es el metro. La parada más cercana es la estación de Warwik Avenue (Línea Bakerloo) aunque también está próxima a Paddington (Líneas Circle y Hammersmith). Otra opción es el bus. La línea 45 tiene parada en Bloomfield Road y las líneas 18, 46 y N18 paran en Bishops Bridge-Little Venice. Otra opción más auténtica es el waterbus por Regent’s Canal (puedes salir desde London Zoo y recorrer gran parte del canal con parada en la propia Browning's Pool).

Qué ver en Little Venice.- Nosotros recomendamos encontrarnos con el canal en Paddington Station. Una de las cosas que más nos gustan de Londres es que está llena de pequeños detalles que ponen de manifiesto su importancia como centro cultural de primer orden. Cada esquina está vinculada a una historia real o ficticia que los londinenses miman con cuidado (que envidia nos da eso). Pues en la estación (que es digna de verse por sí misma) te vas a encontrar con la estatua de Paddington Bear, uno de los personajes más queridos de la literatura infantil local que arribó a Londres desde el lejano Perú a través de esta estación. Desde aquí hasta el canal (Paddington Basin) hay apenas un paso. Que no te engañe la primera impresión. La estación y sus alrededores han experimentado una enorme transformación en las últimas décadas. Abunda el acero, el cristal, el hormigón y los logos de grandes multinacionales. La primera foto la puedes hacer desde The Point Footbridge. Cruza al lado norte y camina hacia tu izquierda hasta llegar a Browning's Pool. Ahí verás como el paisaje urbano cambia tras pasar bajo West Way. Los grandes edificios dejan aso a las casitas bajas de estilo georgiano y a los grandes espacios verdes. Entramos en un barrio de gente bien.

Las barcazas ocupan gran parte de los quays –embarcaderos-. Es un buen lugar para pasear tranquilo y dejarse llevar por la intuición y dejarse sorprender por excentricidades tan británicas como el Puppet Theatre Barge (opposite, 35 Blomfield Road; Tel: (+44) 20 7249 6876), un curioso teatro de marionetas instalado en una barcaza. Otro lugar importante es Rembrandt Gardens, un escalón verde junto al canal que sirve de remate a los últimos metros de Warwick Avenue. Es un buen lugar para sentarse y ver a la gente y a las barcazas (narrowboats) pasar de un lado a otro. El lugar está lleno de terrazas y locales dónde tomar algo aunque el más famoso es el Cafe Laville (Edgware Rd, 453; Tel: (+44) 20 7706 2620). Para llegar hasta aquí deberás recorrer un pequeño tramo del Grand Canal por Maida Avenue, la calle que sirve de eje al exclusivo barrio del mismo nombre. Las Casas georgianas y las barcazas dominan un paisaje urbano que se interrumpe de manera abrupta en la entrada de Maida Hill Tunnel, un paso subterráneo que conduce el canal hacia la vecina Cadmen (no es mala idea combinar la visita a Little Venice y Cadmen si estas en Londres y un domingo y unir el paseo en barco y la visita al famoso Mercado de Cadmen). Justo en la boca del túnel se encuentra este café restaurante de bonitas vistas y precios medios.

Las calles adyacentes a los canales muestran un barrio bastante exclusivo de grandes manzanas de casas pequeñas rodeadas de grandes masas de verde. Una de las señas de identidad de esta parte de Londres son los enormes jardines privados que copan los pulmones de manzana. Estos grandes espacios ajardinados están cerrados a los no residentes, pero una buena manera de ver como son estos lugares es St Mary’s Churchyard un parque rodeado de edificios lindos que da el pego. Las calles más bonitas de ver, más allá de los canales, son Warwick Avenue, Warrington Crescent y Randolph Crescent (con un tipo de arquitectura señorial que recuerda mucho a Notting Hill). Un secreto muy british del barrio es Clifton Nurseries (Clifton Villas, 5ª; Tel: (+44) 20 7289 6851), un vivero de plantas ornamentales que tiene una cafetería muy bonita.

Fotos bajo Licencia CC: Adrian Scottow; Garry Knight; Dumphasizer; Daniel Glifberg

Etiquetas
Publicado el
11 de noviembre de 2021 - 19:48 h

Descubre nuestras apps

stats