eldiario.es

Menú

Cañonazo de un monago de Rajoy a la línea de flotación de Aznar

- PUBLICIDAD -

Su lenguaje acostumbra a ser tabernario como consecuencia probable del delirio retórico, aunque en ocasiones se esfuerce en maquillarlo. Ayer, arremetió contra El País, emulando así a Juan José Güemes, que es consejero de Sanidad del Gobierno Aguirre, a la par que yerno del "ejemplar" [Mariano dixit] Carlos Fabra.

El garrote vil

Aseguraba tan campante que "una vez los herederos de Polanco han conseguido del Gobierno lo que querían y necesitaban ?es decir, pasta gansa- se han dedicado a lo mejor que saben hacer, que no es otra cosa que servir de garrote vil del socialismo contra la derecha". Sólo desde la vileza se puede hablar en los términos que emplea el individuo en cuestión.

Ataque barriobajero

Tras el ataque barriobajero a El País, se erige en defensor de José María Aznar, "una especie de bestia negra para la progresía" Como prueba, el plumífero genovés alude a "María Antonia, Enric y compañía", quienes "echan algunos de ellos espumarajos por la boca cada vez que sale su nombre a la palestra". Sostiene que "le odian, es un odio africano (?) enfermizo, de psiquiatra".

Lo más sorprendente

Pero lo más sorprendente ?lo que certifica que los dirigentes del PP han perdido el norte y se mueven a bandazos, sumidos en el mayor de los desconciertos- es que de pronto este hombrecillo se transforma en lobo y comienza a perseguir con saña precisamente a Aznar.

Cavando su propia tumba

¡Oh, qué cosas tan tremendas dice el monago de Rajoy acerca del ex Gran Timonel de la España ultramontana! Asevera que "el propio Aznar se está cavando él solito, sin necesidad de ayuda, su propia tumba haciendo lo posible por abrir en canal al PP". Y añade, ni más ni menos, lo siguiente: "Y entregando su honorabilidad a los devaneos erótico-mercantiles de Briatore y el propio yerno de Aznar, Alejandro Agag".

La mayor exactitud

Resumamos con la mayor exactitud posible. Un periodista muy afín a Rajoy sostiene que Aznar hace "lo posible por abrir en canal al PP". O sea, que Aznar se dedica a demoler su obra, que ahora dirige Rajoy, gracias, para mayor sarcasmo, al dedazo del ex presidente conservador. Y lanza un cañonazo a la línea de flotación de Aznar acusándole de "devaneos erótico-mercantiles" en torno a Briatore, el multimillonario de la Fórmula 1, tan amigo, entre otros, de Silvio Berlusconi y, por descontado, de Agag.

Patetismo

El PP actual oscila entre su conocida guerra civil interna y el peligro de que se derrumbe el edificio. O que se produzca un terremoto que se lleve por delante lo que queda de la unidad popular, que intentó exhibir el otro día Rajoy y que terminó siendo una imagen de patetismo más bien lamentable.

* Director de elplural.com

Enric Sopena*

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha