eldiario.es

Menú

Déjala caer

- PUBLICIDAD -

El voto de CC era crucial no solo para que la propuesta gubernamental prosperase sino, según Oramas, para que España no hubiera sido intervenida el año pasado. "Déjala caer que ya nosotros la levantaremos cuando lleguemos al Gobierno", le espetó Montoro con total cinismo. El propio ministro reconoció días después la versión de la diputada canaria.

Al ahora ministro no le interesaba España sino que fuera el PP el salvador del país. Algo parecido como lo que ha ocurrido en ocasiones con el terrorismo en la época de Zapatero. El PP llegó a cuestionar la política antiterrorista del anterior Gobierno socialista porque le quitaba protagonismo en algo crucial para el país. Algunos por los votos son capaces de matar a su madre.

Esta repugnante actitud política la estamos viendo a muchos niveles en los pocos meses del nuevo Gobierno popular. En poco más de medio año Rajoy y sus secuaces se han desdicho de buena parte de lo que prometieron cuando conformaban la oposición el año pasado.

Resulta vergonzoso e insultante ver y escuchar esos vídeos de los dirigentes del PP en multitud de asuntos de los que ahora abjuran, especialmente en los referidos a la subida implacable de impuestos.

Rajoy y los suyos no solo no eran partidarios del incremento del IRPF o del IVA, sino que eran tajantes y radicales opositores a ellos porque aseguraban que era lo peor para levantar a un país. En cualquier vídeo subido en Internet se puede comprobar cómo despotricaban de las medidas impositivas González Pons, Sáenz de Santamaría, Cospedal y el mismo Rajoy, entre otros destacados dirigentes del PP.

Ellos solo estaban interesados en acabar con el Gobierno socialista fuera como fuera, cayese quien cayese, aunque ello supusiera hundir más al país. Les daba igual que España se fuera al carajo si a cambio ellos ascendían al poder.

Ahora ya han escalado a él, pero al llegar a la cima se han dado de bruces contra la realidad, que es muy tozuda. No han tenido la humildad de pedir perdón ni de solicitar ayuda a la oposición. Son víctimas de sus propias mentiras y eso lo estamos pagando todos.

Se han tenido que comer con papas sus palabras. ¿No querían caldo?, pues tomen dos tazas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha