eldiario.es

Menú

Euskadi sin ETA en las instituciones

- PUBLICIDAD -

Por primera vez el Gobierno y las instituciones del estado están haciendo bien sus deberes y poniendo todos los medios para que no se cuele ni una sola agrupación dependiente de ETA camuflada con otras siglas. Va a ser un Parlamento más libre, menos condicionado y con una representación democrática plena de la sociedad vasca en donde están excluidos los que tienen el tiro en la nuca como norte de comportamiento: quien apoya y depende de la violencia no puede tener un escaño en una institución sagrada como es el Parlamento.

La lucha contra el terrorismo ha tomado el norte que nunca debió de perder. Su fundamento está en la Ley y en la negación absoluta de que exista un conflicto o contencioso político vasco pendiente de resolución desde unas raíces históricas. Las raíces históricas están para engordar las enciclopedias; lo que está vigente es la Ley y los mecanismos democráticos para modificarla. Y quién no está dispuesto a aceptar esos principios y a acatar la Ley se las tiene que ver con la Justicia.

Si no hay un problema político vasco que no tenga cauce a través de las instituciones, quienes lo plantean por la fuerza son solamente delincuentes a los que hay que perseguir con el Código Penal en la mano. Quienes quieran representar y tener disciplina de una organización terrorista, forman parte de ella y a sus consecuencias se tienen que atener. En Euskadi se amplía el horizonte de libertad porque los terroristas camuflados no van a estar en el Parlamento. La democracia española está de enhorabuena.

*Analista político en El Plural

Carlos Carnicero*

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha