eldiario.es

Menú

El Lehendakari en ETB

- PUBLICIDAD -

Estuvo el Lehandakari Ibarretxe ayer noche en ETB sometiéndose a las preguntas de tres periodistas. No voy a comentar lo que dijo, que no es nuevo en su discurso, sino el hecho de que tras un largo silencio se sometiera a un interrogatorio donde le preguntaron de todo incluso aquellas cuestiones más difíciles de contestar o que han sido mas polémicas.

Hablé después con varias personas. Todos me comentaron que le habían visto con ganas de hacer pedagogía y que lo que decía democráticamente era el evangelio. Sólo lamentaban el por qué no se emplea más a menudo a esta tarea y por qué no lo había hecho antes. Por ejemplo, tras un Consejo de Gobierno o ante situaciones que demandan su presencia.

Y es oportuno el comentario cuando representantes del partido socialista dan por hecho que van a ser los próximos inquilinos de Ajuria Enea y son ellos los que quieren adelantar las elecciones. De hecho el domingo el presidente del gobierno español José Luís Rodríguez Zapatero le dará a Patxi López su aval para éste empeño y para que no le digan que no es hombre dialogante le ha puesto fecha al Lehendakari, el 20 de mayo, para su entrevista en Moncloa. La insistencia de Ibarretxe en ser recibido, el argumento del por qué el presidente español puede preguntar lo que quiera a la ciudadanía vasca pero el Lehendakari de los vascos, no. La persistencia de ETA en su inconmensurable error, las ganas de una sociedad en pasar página y ser protagonista de su propia historia, hacen que si el Lehendakari se empeña en esta labor de estar más presente en los debates de la sociedad, una sociedad que ha visto como en Europa se empieza a dar la razón al Gobierno Vasco en su defensa de la singularidad del Concierto, aquí se puede decir que nada está hecho.

Por otra parte no hay peor cosa en política que la prepotencia. Todo en política se pierde por discusiones vanales o por utilizar un discurso de suficiencia y desprecio hacia el oponente y ya son muchos que empiezan a ver en el discurso del candidato Patxi López los ingredientes, primero, de una total subordinación a Madrid y en segundo lugar tales dosis de miradas por encima del hombro que muchos jugos gástricos comienzan a revolverse en demasiados estómagos.

En política es fácil pasar del desánimo al ánimo. Ni lo uno, ni lo otro, pero la intervención del Lehendakari ayer en ETB tranquilizó a mucha gente porque se dijo en casa: ¡Ya era hora!

Iñaki Anasagasti

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha