eldiario.es

Menú

El PP y sus trapisondas

- PUBLICIDAD -

De la semana pasada no sabe uno ya qué escribir, pero lo que me sigue sorprendiendo es que a muchos canarios, vecinos, conocidos, incluso algún amigo, que en el PP haberlos tengo, es que sigan mirando para otro lado, incluso justificando los robos a manos llenas de muchos dirigentes “peperos”.

Parece que no les importa que les roben su dinero a quienes siguen justificando al PP, y son muy comprensivos con la corrupción. Claro que en la mañana del domingo me tropiezo con un votante del Partido Popular, y el hombre ya está un poco mosca con todas las noticias que se van desgranando de los asuntos/trasuntos del PP, ahora los del Canal Isabel II del que ahora las aguas bajan pestilentes.

Mi conocido “pepero” se sienta a tomar un cortado, y a media conversación razona de la siguiente manera: “Ayer me enfadé con dos amigos que son votantes del Partido Popular como yo, porque justificaban todo lo que está pasando, se ponían a hablarme de los EREs del PSOE en Andalucía, pero cuando les dije, bien vale, nosotros si pudiéramos haríamos lo mismo que Ignacio González, Francisco Granados, y todos esos presuntos delincuentes que están llenándose los bolsillos, pero saben ustedes lo que pasa, que nosotros no podemos hacerlo porque no tenemos poder, no tenemos cargos, somos unos simples votantes, y encima en mi caso cada vez que hay elecciones he ido a llenar sobres con papeletas, pero ellos los mandamases se llenan los sobres con dinero, y encima nos toman el pelo, y se llevan parte del dinero de nuestras cotizaciones, porque nosotros no nos podemos escapar de cotizar con nuestras nóminas, pero ellos con sus empresas y sus asesores fiscales se llevan el oro y el moro”.

Pasa mi vecina del quinto, el conocido/amigo del Partido Popular se levanta y se marcha, porque conoce a mi endiablada vecina, que sin más preámbulos me suelta su retahíla: “Con buena compañía le veo, sí, sí, ya sé que este es un votante honesto del Partido Popular, pero el otro día me cogí un cabreo porque todavía defendía a Soria, ¡madre mía!, no sé qué tendrá que pasar para que muchos de estos “peperos” abran los ojos, se les limpie el cerebro.Lo peor de todo es que dentro de unos días, que digo, mañana mismo, salta otra noticia pestilente y nauseabunda, y nosotros a seguir aguantando”.

Y la vecina del quinto se soltó otro discurso de las trapisondas del Partido Popular, las de Canarias y las de toda la geografía peninsular. No es cuestión de repetir lo que ya sabe todo el mundo, incluso la mayoría de los votantes del PP.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha