eldiario.es

Menú

Reflexión a la andorrana

- PUBLICIDAD -

Las redes sociales han puesto en entredicho la jornada de reflexión y la prohibición de difundir encuestas en la última semana antes de las votaciones. El Periodic d¨Andorra está publicando y lo hará hasta el mismo sábado unas encuestas que son seguidas con gran interés por políticos y ciudadanos interesados por el asunto/trasunto de los comicios. Como son tan variables en las combinaciones, permutaciones y variaciones, vamos a dejarlas en plan resumen en que el Partido Popular se apunta a ser el ganador con permiso de Unidos Podemos, y que el PSOE quiere ser segundo si los chicos de Pablo Iglesias y Alberto Garzón se lo permiten, que anda la cosa muy igualada según los últimos datos. Ciudadanos según los tracking que se están publicando, se va a tener que conformar con el cuarto puesto, que de todas formas confirma que el bipartidismo ha muerto y ha nacido el cuatripartidismo a nivel estatal, con los grupos nacionalistas catalanes y vascos firmes en sus posiciones, menos Coalición Canaria que anda entre el funeral y el tanatorio político. Otra cosa apasionante y que ahora mismo es la gran incógnita es cuales serán los pactos después de que se abran las urnas. O si habrá terceras elecciones.

Lo de la reflexión a la andorrana me viene un poco por el pacto a la valenciana que las fuerzas progresistas hicieron desde las anteriores elecciones y porque además me parece que El Periodic¨Andorra ha dado en el clavo aprovechándose de las prohibiciones a la española para convertirse en la principal atracción periodística de esta semana a la andorrana, tales y cuales, y contratando bastante publicidad, es lógico. A mí Andorra me trae buenos recuerdos desde que hice la mili en Trem, Lleida, hace algunos años, y por allí, por Viella, por el Valle de Arán y un poco más al sur por el Noguera Pallaresa, y hacia el oeste por el Noguera Ribargozana, los militares franquistas nos hacían sufrir en jornadas que llamaban “de subsistencia”, dos o tres días de marcha y entrenamiento logístico, con sus avituallamientos, sus acampadas al raso, y demás boberías de las cuales se sentían muy felices los cuarteleros, pero que a muchos amigos canarios, entre ellos a Geño Guerra Galván, Eulogio Nuño, Cayetano González Padrón, entre otros, no les hacían mucha gracia.  Además los mandos militares franquistas no ocultaban su desprecio y antipatía hacia nosotros por ser universitarios.

Andorra es un paraíso fiscal, y ahora mismo tiene una especia de zona franca en donde puedes comprar tabaco, transistores, etc, como en la época de nuestros puertos francos. La última novedad es “la prensa franca” como el Periodic.andorra que se está hinchando esta semana con la publicidad atraída por las encuestas que publicarán hasta el sábado, y el que no quiere caldo, dos tazas, que en la mismísima jornada de reflexión publicarán una a mediodía y la última sobre las doce de la noche, a ver si Jorge Fernández Díaz se atreve a tomar Andorra la Vella con sus tropas secretas de policías y guardias civiles. Falta poco para que se haga la última encuesta, la verdadera, y espero que está sirva para cambiar realmente España, no simplemente utilizar la palabra “cambio”, sino un verdadero cambio con hechos reales que beneficien a la mayor parte de la gente.

Por lo demás, el brexit y el remain. Ganó el brexit, la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, y no voy a entrar ahora en análisis económicos del asunto/trasunto, se lo dejo a mi amigo Pepe Alemán, pero en mi modesta opinión creo que Europa se ha equivocado de carretera, y en realidad hasta ahora sólo ha sido beneficiosa para los ricos y los políticos “europeos”, mientras que los trabajadores, especialmente los del sur, hemos estado vituperados y explotados, y no ha habido una política fiscal justa para que los ricos se rasquen el bolsillo.

Es significativo que dos responsables de los dineros y de la política de la UE, Jean Paul Juncker, presidente de la Comisión Europea, y Mario Draghi, director general del Banco Central Europeo, sean unos presuntos delincuentes, el primero por su actuación delictiva cuando era presidente de Luxemburgo premiando con exenciones fiscales a las multinacionales, el segundo por su actuación en Grecia cuando era director general de Golman Sachs ocultando y manipulando la contabilidad nacional griega cuando se alternaban en el poder y gobernaban la derecha de Karamanlis y el PASOK de Papandreu. De aquellos polvos vienen estos lodos, y dicen algunos economistas que la riada acaba de empezar. La esperanza es que dirigentes como Alexis Tsipras, Grecia, y Pablo Iglesias, España, siguen creyendo en la Unión Europea, pero una que no sea sólo para los ricos y los eurodiputados de grandes sueldos, sino para mejorar el nivel de vida de los trabajadores y crear un auténtico Estado del Bienestar. Veremos a ver por qué carretera nos van a llevar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha