eldiario.es

Menú

Siempre batiendo récord

- PUBLICIDAD -

Siempre batiendo récord. Somos una potencia turística a nivel mundial, sumamos más visitas anuales que Cuba, República Dominicana y Puerto Rico juntas. Los ingresos del sector se disparan, sólo nos superan gigantes mundiales como Nueva York o París.

Gran parte de este fenómeno, de esta inmensa fuente de riqueza, lo concentran los grandes núcleos turísticos, en el caso de Tenerife, el Sur de la isla.

Mientras esto ocurre nos enteramos de otro récord, de esos que no sirven para sacar pecho. FEDEA, la Federación de Estudios de Economía Aplicada, sitúa a Arona como el tercer municipio más pobre y más desigual de todo el país. Solo 23 personas concentran en sus manos, en sus bolsillos más bien, 21,5 millones de euros de la riqueza generada en el municipio.

Mientras esto ocurre, una camarera de piso cualquiera, se parte el lomo en un hotel cualquiera, durante 10 horas al día por 700 €. Si tiene suerte, el contrato le durará tres o cuatro meses.

Mientras esto ocurre, un hospital a medio hacer se convierte en la promesa incumplida más longeva de la democracia, 30 años de palabras y ni un solo quirófano, ni una sola cama, ni un solo paritorio.

Mientras esto ocurre, o muy posiblemente, porque esto ocurre, Arona puja por encabezar el competido ranking de más casos de corrupción por habitante del país, teniendo imputados de las tres últimas corporaciones municipales, parte de la oposición incluida.

Mientras esto ocurre, estudiantes de Secundaria se juegan el futuro en barracones.

Mientras esto ocurre, la depredación del territorio, el modelo basado en piche, cemento, sol y playa, impulsado por 30 años de gobiernos municipales, insulares y autonómicos, aplasta cualquier alternativa sostenible. Don Diego Cuscoy decía sabiamente: “sólo quienes aman el paisaje , son capaces de amar a su gente". Es más que evidente que amar, lo que se dice amar, sólo aman a la cuenta corriente.

Algo aquí no funciona, no es lógico, no tiene sentido. Tener 78.000 hogares en riesgo de pobreza, con ingresos menores a 450€ y casi 300.000 personas en paro, en un lugar que es pieza fundamental de una de las economías más potentes del mundo, no cuadra. Tenemos la gallina de los huevos de oro, la están exprimiendo en nuestras narices y mientras, las canarias y los canarios miramos esperando que caiga algún huevo de la cesta para poder recogerlo.

Podría hablar de las penurias de las trabajadoras del plátano en Tazacorte, o de la emigración forzosa de la juventud gomera, pero es que lo del Sur de Tenerife es de juzgado de guardia.

La mejora profunda de las condiciones de trabajo derogando las reformas laborales y aumentando las inspecciones de trabajo; el fortalecimiento de los servicios públicos, especialmente sanitarios, para que el Estado del Bienestar en el sur no sea sólo palabras, y un cambio drástico en el modelo de todo incluido, touroperadores extranjeros y construcción desaforada, son urgentes. La diversificación de la oferta potenciando nuestro patrimonio, tanto natural como cultural, y una apuesta decidida por un cambio de modelo energético, explotando el potencial de las renovables en el sector y apostando en serio por la producción agrícola local, es la única alternativa de futuro.

Pero está claro que quienes mandan tienen otras prioridades y, sobre todo, otros intereses.

Después alguno se llevará un susto o pondrá cara de asombro cuando vea los resultados del 20 de diciembre.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha