eldiario.es

Menú

Soria pierde el juicio

- PUBLICIDAD -

Yo tampoco sabría decir cuántos periodistas canarios han sufrido el fuego de nuestro Torquemada. Sé que es el político que más ha llamado a los jefes que he tenido en distintas empresas para pedirles la hoguera para mí. No llamaba directamente Torquemada, sino su brazo ejecutor que de unos meses a esta parte se convirtió en brazo ejecutado. Al único jefe que no llamó es al que tengo ahora, ¡qué cosa más curiosa!

El caso es que nuestro Torquemada isleño ayer tuvo una tarde jodida. Intentó mandar a la hoguera a Carlos Sosa y Francisco Chavanel y, de paso, cerrar este periódico donde escribo. Pero, fitetú, el Inquisidor acabó enchumbado hasta el bigotillo por el chaparrón de una sentencia que le costará dinero. En la sentencia el juez Javier García García-Sotoca, de ideología conservadora, habla de los "irregulares" alquileres de Torquemada (de nombre José Manuel Soria a efectos de sentencia judicial ). El director de CANARIAS AHORA tuvo la feliz ocurrencia de convocar como testigos a PP Manolo, a su esposa y procuradora, al hermanísimo Luis (el de Tebeto y el caso eólico) y a los caseros. Su objetivo era que explicaran cómo se pagaba y se cobraba aquel chalé de Santa Brígida que habitó durante casi dos años la familia de PP Manolo mientras les construían el sencillo Palacio en Tafira. El hermanísimo tuvo la oportunidad de reconocer en sede judicial que cuando él era consejero de Industria acudió a Alemania a visitar una fábrica de un empresario candidato al concurso eólico que 15 días después convocó el hermanísimo, ese empresario era hermano del que le alquilaba el chalet a su hermano. Vamos, todo muy familiar.

En la sentecia donde absuelve a Sosa y Chavanel de los delitos de injurias y calumnias, el juez llama "historia pintoresca" a la que contaron el día del juicio el matrimonio Soria y sus caseros. Destaca el magistrado que el periodista acudió a las fuentes correctas para contrastar la información que tenía sobre la estancia por el morro de la familia Soria en un chalet de Esquivel: el libro mercantil donde están las cuentas de Atlantic Buildings S.L., la empresa de Esquivel que figuraba en el contrato de alquiler como arrendadora de la vivienda. En ese registro oficial se comprueba que Atlantic Building tenía 30 viviendas alquiladas, todos los inquilinos pagaban mediante transferencias bancarias en la primera semana de cada mes. Todos los inquilinos menos el matrimonio Soria que cambió el método habitual de las familias honradas por el antiguo: la señora que lleva en su bolso los 1500 euros para pagar en Metálico a la señora arrendadora que, según su testimonio, cogía las perras "para sus gastos" y por eso no figuraban los ingresos en el Registro Mercantil . Destaca el magistrado que es curioso que los recibos no tengan numeración y que no se le cobrara fianza. Le sorprende "el modo tan irregular" de establecer la relación entre arrendatario y arrendador, con unos recibos "sin sellos, ni numeración".

El juez condena a PP Manolo a pagar las costas del juicio por su "temeridad", ya que después de conocer el informe concluyente del Ministerio Fiscal que absolvía a Carlos Sosa y Francisco Chavalel de las penas pedidas por Torquemada, PP Manolo se ratificó en la petición de condena y esto "entraría en la categoría de temeridad, llevando a los acusados a transitar durante un proceso penal con todos los gastos y desvelos inherentes, donde la respuesta tiene un carácter punitivo, y ello por el legítimo ejercicio del derecho a la información, máxime cuando este tipo de acciones penales pueden hacer que los ciudadanos se desanimen al momento de ejercicio de la libertad de expresión o el derecho a la información, en definitiva, es necesario evitar que la acción penal se pudiera convertir en una suerte de instrumento para amordazar dichas libertades".

Como periodista me siento muy contento por esta sentencia. Seguramente PP Manolo la recurrirá. Si hace falta llegará hasta la ONU, dinero para abogados le sobra con lo que se ahorra en chalet y vacaciones. Es muy libre PP Manolo de presentar recursos. Pero yo también. Este artículo es un recurso, el recurso a descojonarte cuando ves a Torquemada estampándose contra la democracia, las leyes, la libertad de información y la ausencia de miedo en algunos periodistas. En fin, que después de leer los 21 folios de la sentencia me volví a acordar este jueves de aquella poética frase de PP Manolo cuando se escapó del caso salmón: ¡a ver que lo que dice el cabrón este!

Juan García Luján

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha