eldiario.es

Menú

Usted es idiota

- PUBLICIDAD -

Usted es un idiota, aunque no lo sepa. Al menos eso es lo que piensa de usted una buena parte de los candidatos, que les hacen promesas a sabiendas de que no podrán cumplirlas. Los representantes de los partidos de toda la vida le prometen el oro y el moro, todo aquello que usted quiso pedir a los reyes y los reyes jamás le trajeron.

A la vez que le prometen lo que no van a hacer, los candidatos de siempre tienen la desfachatez de advertirle de que no se fíe un pelo de los partidos emergentes porque prometen cosas que no van a cumplir, como si ellos estuvieran libres de culpa.

Por ahora solo sabemos que los partidos que acusan a los nuevos de fantoches y de populistas son los primeros fantoches y populistas porque no paran de querer aparentar lo que no son y de propugnar lo que saben que los potenciales votantes quieren escuchar.

La jefa de los corruptos mayores del reino asusta a la gente de buena voluntad asegurando que si votamos a lo que ella llama hipócritamente los nuevos partidos populistas, y ganan, será la última vez que votaremos en libertad en España. No se puede ser más miserable.

La condesa consorte que lleva toda la vida viviendo de la cosa pública, aunque no para de defender lo privado, es la misma que se queja de que los policías locales de Madrid son unos machistas por tratarla como a cualquier otro infractor de tráfico y a la vez afirma públicamente, para referirse a Ana Botella, que detrás de cada gran hombre (u hombrecillo como Aznar) hay una gran mujer. Eso sí es machista. Lo dice ella, la misma que se arrodilla ante Rouco, los banqueros y los poderosos, pero luego castiga y humilla a los más menesterosos.

La imagen del candidato de Roque de Gando cabalgando el caballo blanco de Santiago por Telde no es más ridícula que la de la lideresa montando en bici con Rajoy enchaquetado y Cifuentes encoletada. Se nota que usan la bicicleta a diario. Estos que nos alertan de que los nuevos son los malos (el diablo con cuernos y rabo blandiendo un tridente y oliendo a azufre) son los que realmente tienen más peligro para nuestra incipiente democracia.

Nos quieren hacer creer que es preferible elegir malo conocido que bueno por conocer, cuando en realidad, tras lo visto, es preferible arriesgarse, aunque la alternativa no sea la panacea y nos salga rana. Ya digo, se creen que somos idiotas. Como ellos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha