eldiario.es

Menú

Los cateos en PISA

- PUBLICIDAD -

Es lógico que este gobierno considere que los datos de PISA son una maravilla. Recordemos que el gabinete de Paulino Rivero (que suspende en todas las encuestas) está formado por el partido que se quedó el último en número de votos en las elecciones de 2007, que tiene como consejeros repetidores a Domingo Berriel o José Miguel Ruano que fueron tan malos en el curso anterior que no los pusieron ni en las listas electorales, y tiene como consejera de Bienestar Social a una candidata que se llevó un tremendo cateo en las elecciones al cabildo de Lanzarote. Para gente así los datos de PISA son como una matrícula de honor.

Pero la realidad es que estar en el pelotón de cola de la educación nos debe hacer reflexionar a todos. Una consejería de Educación llevada desde la soberbia, la falta de diálogo y la autocomplacencia no nos sacará de estos resultados. Tampoco ayuda mucho un sindicalismo que lleva décadas priorizando las luchas por el tanto por ciento de la nómina frente a la necesidad de hacer un frente común con padres y madres a la hora de demandar más recursos para todos y mejorar el tratamiento a la enseñanza pública. Es cierto que en el último curso los sindicatos están cambiando, ahora que las tijeras gubernamentales están recortando todo lo que trincan, ahora sí están aparcando homologaciones y nóminas, y están más pendientes de que no roben los pupitres del colegio público para regalárselo a las escuelas concertadas.

También los padres y madres deben de tomar nota. Las Ampas dieron una buena lección en la última manifestación por la educación pública celebrada en las dos capitales canarias. A pesar del silencio impuesto en periódicos paulinistas y medios públicos, las calles se llenaron de gente con pancartas que suspendían a Paulino Rivero y Milagros Luis.

A la consejera de Educación le preguntamos el viernes pasado en El Correíllo por qué el gobierno canario no ha liderado un pacto por la educación, un compromiso de profesores, Ampas e instituciones a favor de la enseñanza pública. Mari Mar Julios basó su campaña electoral en el pacto por la sanidad que luego enterró Mercedes Roldós. La respuesta de la consejera fue que como a nivel estatal el pacto por la educación propuesto por el ministro Angel Gabilondo se había frustrado por la oposición del PP, aquí en las islas no tiene sentido realizar ese pacto si no se produce a nivel del estado.

Resulta que la mayor parte de los presupuestos públicos de educación los gestionan las comunidades autónomas. Las prioridades las dirige el gobierno canario. A nivel del estado se definen las leyes de educación, pero la ejecución se realiza en las islas. El argumento de la consejera no se sostiene. Desde el punto de vista nacionalista se merece un muy deficiente. Desde el punto de vista general demuestra la educación no es un tema prioritario para un gobierno que sólo en las universidades recortará en los próximos presupuestos 5 millones de euros para investigación. Al final tiene su lógica que estos mandamases estén contentos con los datos del informe PISA, con esos presupuestos antisociales les conviene tener unos ciudadanos que suspendan en matemáticas y que no entendamos lo que dicen.

Otros artículos en el Blog Somos Nadie

Juan García Luján

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha